Apocalipsis VII

beato

CONTRA LOS CRISTIANOS  (VII)

En el siglo III el cristianismo comienza a propagarse desde Jerusalen a Antioquía, Asia Menor, Alejandría, a los alrededores de Cartago, Roma, Lyon y algunas comunidades en España. El desarrollo del cristianismo no se producirà en conversiones en masa, serà el fruto de una labor regular, cotidiana, progresiva que generarà un medio cerrado.

La gran tesis de Celso plantea que los cristianos eran sediciosos, una continuación de la tradición judía disidente del pensamiento antiguo de Egipto. Plantea como una característica del pueblo judío el espíritu de sedición y de rebeldía, los judíos se caracterizan por la rebeldía que conduce a la renovación.

La visión que tienen los intelectuales paganos de los cristianos es de un grupo de criminales contra la razón, para éstos el concepto cristiano de Dios que envía a su hijo para que se ocupe sólo de la tierra de Israel, sin mencionar el resto de la humanidad les hace desconfiar.En sus diatribas contra el cristianismo los intelectuales hablan de indignidad de la religión, de falta de identidad y persuaden a los cristianos de la inutilidad de arriesgar sus vidas por su religión. Celse teme que por su incapacidad de intergrarse en el estado provoquen la ruina del Imperio.

Se establece un diàlogo de sordos entre cristianos y paganos ; los cristianos no asumen los conceptos politeístas y contraponen el individuo frente a la sociedad, los paganos encuentran absurda la idea de la encarnación de Dios.

Durante el siglo III diferentes escuelas de pensamiento se oponen, y se establece una discusión entre Celse y Origenes, para el que la idea de la resurección del cuerpo es una idea extravagante. Para Celse todo lo que tiene relación con la existencia del mal y los demonios se convierte en tema de sus escritos. Es un siglo de gran efervescencia intelectual, los judíos comienzan a interpretar sus textos, las escrituras talmúdicas. Comienza una tendencia hacia una visión monoteísta en un mundo dominado por el politeísmo. Se establecen dos universos religiosos, la creencia en el Demonio, una figura entre lo divino y lo humano influenciada ésta concepción por la ideas de Platón, el paganismo evoluciona influenciado por el neoplatonismo y luego, la existencia de Satán en los textos cristianos.

Todo este ambiente intelectual  de confrontación degrada la situación de estabilidad del Imperio. Aparecen problemas internos políticos y económicos, los impuestos aumentan, y el Imperio romano es amenazado por las tribus bàrbaras. A mediados del siglo III los emperadores tratan de consolidar y estabilizar sus antiguas tradiciones pues ven en el cristianismo una severa amenaza.

Se desatan las persecusiones a los cristianos y florece la burocracia romana. Todos los cristianos no estaban convencidos del martirologio como una solución. Se trata de proteger las tradiciones politeístas religiosas romanas y se establecen certificados de validez sobre rituales de sacrificios realizados para probar la fidelidad a las creencias antiguas. Origenes se transforma en alguien peligroso para el Imperio, no por sus creencias, sino porque se enfrenta al orden del Imperio públicamente. Las persecusiones se producen en varias oleadas de violencia contra la comunidad cristiana, en el 260 se establece una paz corta y màs tarde en el 303 vuelven a ser  perseguidos violentamente durante los gobiernos de diferentes emperadores como, Trajano o Dioclesiano. El Emperador Constantino decide convertirse al cristianismo, ¿verdadera fe o càlculo político ?

Illustración del Beato de Liébana para los comentarios del Apocalipsis 

Anuncios

6 Respuestas a “Apocalipsis VII

  1. Pingback: Trackback

  2. Maité: He leído con interés los resúmenes que has hecho sobre la serie de la TV francesa sobre el cristianismo. ¡Cuántas falsedades!
    No tengo tiempo ni espacio, en verdad ni deseos de establecer una defensa del cristianismo nada menos que con europeos, que ni siguiera incluyeron en su Constitución las raíces cristianas de su cultura, de su civilización. Sin Cristo no habría Europa como la conocemos.
    Pero dejemos eso de lado. Cito uno de tus párrafos en Contra los cristianos VII
    “En el siglo III el cristianismo comienza a propagarse desde Jerusalen a Antioquía, Asia Menor, Alejandría, a los alrededores de Cartago, Roma, Lyon y algunas comunidades en España. El desarrollo del cristianismo no se producirà en conversiones en masa, serà el fruto de una labor regular, cotidiana, progresiva que generarà un medio cerrado”.
    Maité, Pablo murió entre los años 56-60, decapitado, en Roma, donde ya llevaba años propagando la fe cristiana. El siglo I, recuerda, después de Cristo, que marcó un principio en el tiempo, ya la fe cristiana estaba propagada por Antioquía, donde fueron llamados cristianos por primera vez, y mucho antes de escribir Pablo o que se redactaran los evangelios, existían cientos de comunidades cristianas en todo eso territorio, Palestina e Israel que hoy conocemos, y llamamos, entre otros, Tierra Santa.
    Es perverso comparar a un mártir cristiano, sea de los que iluminaron las calles de Roma cuando Nerón, o Juan Arnulfo Romero en el Salvador, o los masacrados en todas partes del mundo musulmán, con Atta, el que asesinó a miles d eestadounidenses en las Torres Gemelas. Los mártires cristianos daban su vida por no negar a Cristo, además no la daban, se las quitaban, los asesinaban por no negar a Cristo, pero jamás buscaron el martirio con el objetivo de que otros murieran junto a ellos cuando eran asesinados.
    Martir quiere decir testigo, y ellos elegían serlo antes que traicionar a Jesús, el Mesías, el Señor.
    Cito este nuevo este último recuento que haces de la anticristiana serie de TV:
    “El cristianismo no tiene literatura propia en su origen, se nutre de la filosofía de su momento, de la especulación judía de Pablo, del antiguo testamento y de corrientes contradictorias. La nueva religión necesita de textos que agrupen y cohesionen la comunidad, es necesaria una normalización de referencias escritas”
    Respondo: El Antiguo Testamento es profético de la llegada del Mesías, te sugiero precisamente en esta época de Navidad la lectura del profeta Isaías, el más mesiánico de los profetas. Pero en todas partes, empezando por el Génesis se orienta a la culminación de los tiempos, que es la llegada de Cristo, que nos hace visible al Dios invisible, y nos enseña que es Padre, amoroso incondicionalmente,¿sabes lo que es amar sin condiciones? misericordioso y que nos perdona.
    Pero ojo, que el Padre Nuestro es una oración hasta cierto puto peligrosa “Pérdonanos nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden? Uno de los mandatos más duros del cristiansmo, perdonar. amar a quienes te odian.
    Creo firmementne en el diálogo interreligioso y el ecumenismo, pero me pregunto cuántos intelectuales que hicieron posible esta serie de TV son judíos. Averígualo. Yo lo hice cuando surgió el Evangelio de Judas, hace unos años, El Código Da Vinci, (todo esto siempre aparece en Cuaresma, casi siempre cuando va a llegar la Pascua. Y curiosamente todos estos “documentos” libros, filmes, etc tienen una raíz judía, ahor bien, no son judíos religiosos por lo regular sino ateos. Ahí radica el mal. Hoy por hoy existe un fecundo diálogo interreligiooso entre religisosos judíos y católicos, y nada más lejos de ninguno de los dos de atacarse. Quedan heridas, por supuesto. Se sanarán. Porque el Dios de ellos es el mismo nuestro, a saber si la venida del Mesías judío será la misma que la segunda venida de Cristo. Una sola, para ambas religiones. ¿Quién Sabe?
    No es seria la serie de televisión es muy anticristiana, pero sobre todo, inexacta, llena de mentiras, por ejemplo cito:
    “La nueva religión necesita de textos que agrupen y cohesionen la comunidad, es necesaria una normalización de referencias
    escritas”.
    Los textos se escribieron después de la existencia de las comunidades, era oral, no olvides que vivían muchos todavía que habían conocido a Jesús, incluso a finales del primer siglo. Por qué no leess todas las cartas de Pablo, las de Juan, los evangelios? Y sobre todo Isaías.
    Para que tengas tu propia versión de las cosas y no la de una serie de TV?
    Quedan pocos días para el 25 de diciembre. Comparto contigo y los que quieran leer esta refelxión

    ¿Qué celebramos?

    Dora Amador

    La Navidad es la fiesta más celebrada del mundo. Dura 12 días, del 25 de diciembre al 6 de enero y abarca tres grandes fiestas: natividad de Jesús, año nuevo y epifanía. Pero por motivos comerciales la “época navideña” se ha adelantado considerablemente para que los consumidores, objeto de un constante bombardeo publicitario, tengan tiempo suficiente para comprar lo más posible. Para gran parte de la sociedad estadounidense, los malls son como templos que se visitan para rendir culto por medio de las compras. No que comprar sea malo, una de las tradiciones más antiguas de esta entrañable época es regalar y recibir regalos, símbolos de cariño. Pero el verdadero sentido de la Navidad, que es el nacimiento de Jesús, se prefiere ignorar para adorar otros dioses del nuevo paganismo: el dinero, el materialismo, el prestigio, el poder.

    Los primeros cristianos conmemoraban únicamente la Pascua de resurrección. La fe cristiana es fe en la resurrección de Jesús y de los muertos. El día que nació Jesús era para ellos secundario.

    En realidad Jesús no nació el 25 de diciembre ni fue tampoco en el año 1, aunque nuestra era empiece a contar a partir de ese acontecimiento. El Jesús histórico nació en tiempos del emperador Augusto, poco antes de morir Herodes I (37-4 a.C.), entre cuatro y siete años de adelanto al calendario que marca la era cristiana. En cuanto a la fijación de la fecha 25 de diciembre, la eligió el emperador Constantino (312-337) cuando se convirtió al cristianismo y decretó como días festivos el primero de la semana, el domingo, como día del Señor (eso es lo que quiere decir domingo en latín) y el 25 de diciembre como nacimiento de Jesús.

    La Navidad cristiana, que no se empezó a celebrar entonces sino hasta el siglo IV, fue la cristianización de la fiesta pagana del nacimiento del dios “sol invencible”, que se celebraba el 25 de diciembre en Roma. Los festejos paganos del solsticio de invierno, cuando comenzaba a crecer la luz después de la noche más larga del año (que hoy conocemos como Nochebuena) simboliza que el poder de las tinieblas había sido vencido. Al fijar la fecha se logró que en un mismo día coincidieran dos natalicios: el del sol y el de Jesucristo. Pero dos cosas llaman la atención: que en efecto, Jesús es la luz del mundo, y que el imperio romano, con sus incontables redes de comunicación con el mundo hizo posible la rápida difusión del cristianismo. Acaso Roma fue Roma sólo para que llegaran a ella Pedro y Pablo con la buena nueva del evangelio, y desde allí se propagara como un fuego la palabra de Dios.

    ¿Qué importa si el Jesús histórico nació en diciembre o en marzo, tres o cuatro años antes del 1? Lo importante es que nació, que Dios entró en la historia y se hizo visible en Cristo para mostrarnos su amor incondicional e infinito a cada uno de nosotros. Lo que celebramos es la encarnación, que es el fin de la creación.

    “En el principio existía la Palabra
    y la Palabra estaba junto a Dios,
    y la Palabra era Dios
    Todo se hizo por ella
    y sin ella no se hizo nada
    Y la Palabra se hizo carne,
    y puso su Morada entre nosotros,
    y hemos contemplado su gloria” (Jn 1; 1-15).
    Lo que celebramos es que Dios se hizo humano para compartir su amor y su vida con nosotros, y al enseñarnos el camino, la verdad y la vida que es él mismo, nos hace divinos. Dios nace, muere y resucita para mostrarnos el camino de la resurrección.

    “Queridos: amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor. En esto se manifestó entre nosotros el amor de Dios: en que Dios envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de Él.

    “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó primero.

    “Si Dios nos ha amado de esta manera, también nosotros debemos amarnos unos a otros. Si uno confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios mora en él y él en Dios. Y nosotros hemos creído en el amor que Dios nos tiene. Dios es Amor: y el que permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él” (1 Jn 4; 1-3, 7-16).

    Esto es lo que celebramos: el nacimiento del Amor. Incondicional, del perdón incondicional, del nacimiento de Emmanuel, que quiere decir Dios con nosotros, como nos profetizó Isaías ocho siglos antes de Cristo. Celebramos la humanidad de Dios y la divinización del hombre. Del fin de la muerte, vencida para siempre, porque resucitaremos, Jesús vino a eso, y lo creemos.

    Lo que importa entonces no es cuántos regalos hicimos o nos hicieron, cuán decorada esté la casa, cuánta comida y bebida pase por nuestra garganta. Lo importante es que Jesús vino para dejarnos su mensaje liberador. Eso es lo que celebramos: cuán amados somos.

    Por eso lo que importa es cuánto amamos y perdonamos.

    Me gusta

  3. Acabo de ver un pedazo de la serie, por medio de un link que pones en uno de tus comentarios.
    Todo un ambiente de misterio, pero no del misterio en su origen, que quiere decir sagrado, en griego. Es un misterio con cámaras, música y en la voz del narrador una sonrisa sarcástica sobre el origen del cristianismo y los cristian0s.
    Te has preguntado cuándo se ha hecho una serie así de televisión sobre el budismo, el judaísmo, el islam, el hinduísmo?
    Ya lo dijo Jesús en el evangelio: Si a mí me odiaron, a ustedes también los odiarán.
    Qué pena. Acaso algún día los franceses ateos, de tan “civilizados” se conviertan al Islam, ¯¿no sería una ironía de las grandes?
    Aquí en EE UU sucede lo mismo, ya ni siquiera podemos referirnos a Christmas para esta época, se ha convertido en algo incorrecto, ahora son Holidays”, Días de Fiesta. Y no entras a ningún mall que tenga un nacimiento, sólo árboles preciosos llenos de regalitos debajo. El consumo, el comercio, claro es lo que interesa en esta fecha. Pero hay una gran mayoría silenciosa que sí pone nacimientos en sus casas, que sí sabe de los que se trata la Navidad. Qué bueno.

    En tu respuesta a mi primer comentario me dijiste que tenías una Biblia en la casa, ¿la lees?
    Y me dijiste que te gustaría ir a Israel, muy atractivo viaje. Yo he estado dos veces, nada como Jerusalén, o como Roma, claro.
    Pero no olvides que deberías visitar Belén, donde nació Jesucristo, y ese territorio está en Palestina, hay que atravesar el muro, experiencia inigualable. No hay peligro.
    te sugiero, si me lo permites, que vayas en una peregrinación católica, con uno de los custodios de Tierra Santa (http://www.custodia.org/?page=splash&lang=es) son frailes ranciscanos que han mantenido desde que Francisco visitó ese lugar, la custodia de los lugares sagrados.
    Tienen mucho conocimiento no sólo histórico, sino arqueológico, y qué decirte de su espiritualidad en cada lugar que vas. Es una experiencia muy, muy hermosa y fuerte, transformadora.
    Que Emmanuel (Dios-con-nosotros) nazca en esta Navidad en tu corazón. Qué momento para festejar: la encarnación de Dios que se hace solidario con nosotros, se hace hombre para hacernos partícipes de su divinidad.
    Felicidades

    Me gusta

  4. Estimada Dora,

    Muchas gracias por sus comentarios, sus visitas y su interés por los posts dedicados a la serie Apocalipsis, (en mi opinión excelente) no son teorías propias, he transcrito rigurosamente las ideas, tomando notas sin agregar nada que no sea redacción y resumen y muchas veces traducción exacta de frases.
    Si regresa al primer link podrà ver que hay 50 especialistas del mundo entero, historiadores, exégetas, judíos, cristianos, supongo que ateos también que se dedican al estudio de las escrituras y a su interpretación y ala invetigación histórica rigurosa.
    Me he sentido en estos días como los traductores de Toledo en la edad media y por ello ilustro con los dibujos del Beato de Liébana,un monje español del norte, uno de mis artistas preferidos, como ve también conozco el mundo religioso gràfico.
    Trataré de responderle a sus muchas preguntas, dejando por sentado que no soy católica, aunque reconozco mi cultura y tradición judeo-cristiana, he leído sobre la vida de Cristo desde que era una adolescente, el Quo Vadis de Sienkiewicz, y he leído la biblia siempre como un libro histórico, sobre todo el nuevo testamento, no soy exégeta ni especialista en las sagradas escrituras.
    Hoy he visto el último capítulo y creo que la serie no es para nada antireligiosa, ni anticristiana, quizà, es cierto que tiene una visión crítica de la Iglesia en tanto institución de poder .
    Respecto a las fechas es en el 380 con el edicto del Emperador Teodosio que se declara la religión cristiana religión imperial .
    Cuando a Pablo lo matan en Roma el cristianismo es una secta judía que convive en un estado y una ciudad cosmopolita de religión politeísta, y la secta cristiana convivía con otras sectas y cultos en la Roma antigua.
    La serie explica con un anàlisis histórico cómo esa secta minoritaria judía se convirtió en religión imperial y (globalizada) cómo llegó a lugares fuera del imperio romano como Etiopía o Armenia. Las razones históricas que facilitaron ésta propagación; la estructura organizada del Imperio romano, su red fabulosa de comunicaciones que permitían viajar con seguridad y rapidez, la tolerancia romana que se adpataba a los lugares que quedaban bajo su jurisdicción, la descentralización del poder imperial, en fin me quedan aun cuatro capítulos a transcribir y poner en el blog…espero poder hacerlo ésta semana próxima, la historia me apasiona,y ésta época de confrontación intelectual de surgimiento de la fe, de contradicción entre dos concepciones religiosas con la misma raíz judía que se han obviado y hasta negado durante dos mil años creo vale la pena la lectura y escuchar a éstos hombres euditos, estudiosos que nos hablan seriamente ” en una serie de TV” la televisión es un medio educativo impresionante que es muy mal utilizado y demonizado por mucha gente, hat que saber escoger, y elegir “la buena serie”.
    Europa no niega sus raíces cristianas, ni su tradición judeo-cristiana, pero creo que en una sociedad contemporànea la religión es un asunto privado que no debe enunciarse, ni tenerse en cuenta en el espacio público.
    Sobre los màrtites
    El anàlisis es muy interesante, y conecta la tradición del màrtir musulman con los conceptos heredados de la tradición judeo-cristiana, los musulmanes elaboran el suyo en el que el màrtir ademàs de morir en martirio debe tener la disposición de matar…es ese el punto de la explicación analizarlo en perspectiva histórica con los orígenes de ésta concepción de “lucha”, y el “nuevo concepto” del martirologio musulmàn de la violencia ademàs, de dar muerte.
    Gracias por su tiempo y sus valiosos comentarios que he leído con mucho gusto, le deseo una feliz navidad para ud y su familia.

    Me gusta

  5. Gracias a ti, Maité (por favor tutéame) por leer lo que te escribo y no enfadarte. Eres gran estudiosa y obviamente gran amante de la historia. Espero tus otros posts sobre la serie de TV. Yo no Satanizo la Tele, la veo, me gusta, pero hablar de eso es otro tema. Estoy muy de acuerdo contigo “la religión vuelve”, y con qué fuerza.
    Te respondo con respeto dos argumentos:
    “Ecuchar a éstos hombres euditos, estudiosos que nos hablan seriamente ” en una serie de TV”…” Eso es muy importante, la erudición, los estudios, pero, ¿verías con igual interés una serie de TV hecha por hombre que además de eruditos fueran seres de fe? Es la fe, es creer donde radica todo, ahí está la diferencia.
    “Europa no niega sus raíces cristianas, ni su tradición judeo-cristiana, pero creo que en una sociedad contemporànea la religión es un asunto privado que no debe enunciarse, ni tenerse en cuenta en el espacio público”
    Maité lee bien lo que escribiste. Parte del pluralismo, de la tolerancia es dejar que otros expresen su fe, sin temor. Lo que dices de “privado” , ¿por qué? Entonces es la glorificación de la decadencia, de las verdades privadas de cada uno lo que debe ser público, además de la exaltación de tantas cosas que sí deberían ser un poco más privadas.
    En la época contemporánea más que nunca las religiones, la fe de cada cual debe entrar en el debate público, ¿por qué tengo que esconder mi fe? Por qué cualquiera puede hablar de lo que quiera, pero no de religión?Eso linda con dictadura. ¿Por qué no debe “tenerse en cuenta en el espacio público?’ A partir de la Ilustración franacesa, se comenzó este totalitarismo ateo o gnóstico, basta ya. Es que la humanidad entera debe callarse? No hay civilización sin religión, no la hay.
    Pero en fin, cada cual que piense y actúe de acuerdo a su conciencia. Yo actúo de acuerdo con la mía, no sabré que es arriesgado, ser ridiculizado, (beata, creo que me llama uno de tus escritores en un comentario) confesar su propia fe sin temor. Soy católica y te respeto y converso contigo, si quieres, aunque no seas católica, como si me dijeras que eres agnóstica o atea.
    Por cierto, no sé por qué a la serie de TV la han titulado Apocalipsis, ese libro maravilloso que trata sobre la esperanza.
    ¿Crees en Dios? Aunque no creas, aunque carezcas de fe en Cristo estás llamada desde tu vientre materno, por tu unicidad, porque no hay nadie como tú en la tierra (no hay dos personas iguales, ya sabes) fuiste tejida en el vientre materno con un fin, que es tu fuente, esa es mi fe, y Dios quiere que todos nos salvemos, no importa si somos o no bautizados. Salvarse, es decir, no morir, vivir eternamente en el paraíso, en el cielo, con Dios, adorándolo, rodeados de nuestros seres queridos que nos precedieron y la humanidad salvada. Si Cristo no hubiera resucitado, dijo San Pablo, vana sería nuestra fe.
    Creo Maité, que la vida verdadera comienza en la muerte, la última etapa de crecimiento de la vida humana. Naceremos a otro mundo, otra dimensión, donde no hay dolor, ni llanto, ni despedidas, ni existe el mal, vencido para siempre por la resurrección de Cristo. Hago pública mi fe aquí, un espacio público. Espero no haber ofendido a nadie. Tienes el derecho de no publicarlo, yo de responderte con amor cristiano.

    Me gusta

  6. Dora, es cierto escribí ràpido.

    Cuando hablo de “espacio público y privado” me refiero al espacio personal de la casa, las asociaciones, y cuando hablo de espacio público hablo de las instituciones del Estado, por supuesto no hablo de la calle y de la expresión de la libertad individual.
    No creo que una escuela deba enseñar religión, debe enseñar historia de las religiones y la filosofía, pero no adoctrinar, ni legitimar una religión, para ello existen los colegios “privados religiosos” el Estado en materia de fe debe ser neutral para poder ofrecer un espacio de tolerancia y la igualdad de todos los ciudadanos en derechos, deberes y ante la ley.

    Yo viví hasta los 27 años en La Habana, nunca milité en la UJC, me costó bastante escabullirme, pero lo logré, no me gustan los dogmas, y la fe creo es algo muy personal e individual que los seres humanos deben escoger cuando son mayores y tienen una idea y conocimiento del mundo, y “creer” en lo que ellos libremente decidan.

    Es mi idea de la religión y la libertad, por ejemplo en mi casa siempre se puso el àrbol de navidad sin nacimiento, y los nacimientos estaban en casa de las abuelas, la tradición laica de la navidad, mi madre no dejó que el comunismo se la quitara, y eran días de fiesta, de àrbol, de paganismo y de conocimiento religioso, alguna vez fuimos a la misa del gallo en familia.
    gracias de nuevo y Feliz Navidad,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s