Archivo de la categoría: París

Bruce Nauman: HUMAN, NEED, DESIRE, 1983

Human, Need, Desire nauman maite_diaz_gonzalez_0236
Las palabras se iluminan parpadeando durante algunos segundos. La estructura realiza combinaciones aleatorias que crean sintagmas de dos palabras: Human Dream, Need Desire, Human Hope…organizando un recorrido visual luminoso en los que el lenguaje y la percepción del ritmo, la luz y el color envían mensajes que no son los que habitualmente se conciben con esta técnica publicitaria de alumbrado público.
La pieza es atractiva por lo insólito de los materiales y el proceso; el carácter efímero y la fragilidad material de los mensajes (cristal, luz, electricidad) dependientes de la conexión a un fluido para su materialización contrasta con la eficacia visual de los mismos. Los flash de segundos son rotundos. Una rueda de sentido se pone en marcha. La utilización de los códigos comerciales de la comunicación de masas para comunicar otras ideas alejadas del consumo o acentuar la dependencia del consumidor es una de las líneas que recorren la producción norteamericana de algunas de las piezas reunidas en la exposición Être Moderne, le MoMA à Paris que estará hasta el 5 de marzo en la Fundación Louis Vuitton. La exposición es un recorrido por el siglo XX y por estas dos primeras décadas del XXI mientras paralelamente ofrece la historia de la fundación de la institución de arte moderno.
La estructura de la pieza es de tubos de vidrio sobre los que están montados los neones en dos capas de colores diferentes más los cables de la conexión que tienen su efecto gráfico en el conjunto.
La pieza de Bruce Nauman, HUMAN, NEED, DESIRE de 1983 entró en la colección del MoMA tras la donación de Emily y Jerry Spiegel en 1991.

Anuncios

París, la crecida del Sena

En el telediario las noticias sobre la crecida del Sena en París. Los especialistas piensan que no será aún más dramática la inundación que ya ha invadido sótanos de negocios y de viviendas en las islas y las zonas cercanas al río en la ciudad. En las periferias de París muchas casas están sin electricidad y las personas se desplazan en canoa. Mirando las referencias, cada doscientos años hay una gran crecida de entre seis y ocho metros. No lloverá durante el fin de semana según las predicciones meteorológicas pero está nevando a unos pocos kilómetros de la capital. Habrá que esperar semanas para que los suelos absorban tanta agua. Las empresas del gran puerto que es el río están paralizadas. El Museo del Louvre ha cerrado una parte de las salas. Las ratas de fiesta, pasean por los jardines de la ciudad. Decía un especialista que la crecida del río favorecerá el control de la población de roedores. Los viejos y los pequeños sin posibilidades ni fuerzas perecerán ahogados, solo los más fuertes podrán sobrevivir. Las aguas desbordadas serán un regulador natural de la población de roedores que comienza a ser un verdadero problema para la ciudad.

Imagen

París, Jardín de las Tullerías

maite_diaz_gonzalez_2016_web© maite díaz gonzález

Picasso, esculturas

Picasso sculptures, exposition au Musée Picasso de Paris

La primera vez que visité el Museo Picasso de París comprendí por qué Picasso ha sido uno de los talentos más admirados y odiados de la historia de la modernidad. La capacidad creativa, la libertad y el juego, le ofrecieron la posibilidad de la multiplicidad de su obra que hay que descubrirla en los espacios de las instituciones pues las galerías y los mercados del arte se han caracterizado por comercializar solo su pintura. La obra tridimensional menos prolífica resultó un terreno de experimentación privilegiado por la libertad del artista.

La exposición es interesante porque resume toda la investigación formal y la diversidad de materiales que utilizó para crear y expresarse. Escayola, cera, ediciones en bronce, cemento directo, pero también materiales reciclados, objetos encontrados y sus magníficas piezas en chapa de metal bocetadas desde una hoja de papel. El carácter lúdico, la experimentación y el proceso de trabajo que, de toda evidencia gustaba documentar y archivar. Así podemos descubrir sus bocetos simples a partir de una hoja de papel plegada y recortada, dibujando con las tijeras la forma, y luego, el trabajo de mise au carreau par llevarla a escala monumental.

La exposición Picasso sculptures, es una oportunidad única para ver reunidas piezas que fueron dispersadas en los años veinte y treinta, como la serie del Vaso de ajenjo de la que editó seis piezas en bronce que luego pintó al óleo o patinó para convertirlas en piezas únicas. Las cabezas de Fou (el arlequín), o de Fernande, sus originales en escayola y sus versiones en bronce editadas por el galerista Ambroise Vollard. Las dos versiones de la pieza realizada con Julio González y su técnica de las planchas de metal ensambladas, Mujer en el jardín, esta versión en plancha de metal pintada de blanco y la pieza editada en bronce también dialogan frente a frente en una de las salas de la muestra y no habían sido reunidas desde 1932.

La exposición comienza con la conocida Mujer embarazada; la versión en escayola y la versión en bronce están montadas frente a frente. Sobre las paredes las fotografías de su casa taller en el sur de Francia, la villa California en Cannes, tan fotografiada durante la década de los años cincuenta. A lo largo de la exposición disfrutamos de impresiones originales de Dora Maar, Henri Cartier Bresson, Brassai, Villers, grandes fotógrafos que dejaron testimonio de los diferentes talleres del artista y del ambiente de trabajo. Sorprenden estas imágenes editadas muchas veces en pequeños formatos, unas miniaturas fotográficas que hacen de la atmósfera un lugar mítico.

Así, las grandes cabezas de mujer realizadas en escayola o cemento directo en el taller que alquiló en Boigseloup, a sesenta kilómetros de París, donde vivió entre 1930 y 1936 con su amante Marie Thérese Walter, cerca de Gisors, tienen en sus proporciones y volúmenes este aire poderoso y la energía de las venus primitivas. Junto a estas piezas una serie de esculturas en escayola desarrollan estas ideas relacionadas con las formas orgánicas sensuales que, desde algunos ángulos, representan formas claramente sexuadas y volúmenes de un gran erotismo.

Los bañistas realizados con recortes de madera reciclados aparecen editados en bronce y con una pátina oscura. La elegancia y la simplicidad de las piezas se dibuja en el conjunto de las siluetas. Al lado de esta sala, una de mis preferidas reúne las piezas en plancha de metal plegada, cortada y soldada. El montaje ha creado en las bases unos soportes que giran y nos permiten verlas desde todos sus ángulos. Los curadores han convertido las esculturas facetadas en piezas cinéticas.

La exposición estará hasta el 28 de agosto en el Museo Picasso de París que ha sido renovado. A partir del día 11 de abril reabrirá el nuevo montaje de la colección de pinturas, grabados y cerámicas del artista español, que tiene en París, su casa más acogedora y diversa.

© 2016 Maite Díaz González

Picasso y los maestros. Crónica de la exposición en el Grand Palais en 2009

 

 

Arte chino contemporáneo en la fundación Louis Vuitton

Arte chino conteporáneo en la fundación Louis Vuitton
Eternity de Xu Zhen en la exposición dedicada al arte contemporáneo chino

 

La Fundación Louis Vuitton comienza la temporada 2016 con un programa de apertura al mundo del arte contemporáneo internacional. Bernard Arnault, presidente de la institución define en el editorial la idea de que la fundación organizará cada exposición alrededor de una cultura y un país. Todos los espacios serán consagrados a exhibir las obras de artistas actualmente en la colección y de creadores desconocidos del gran público, como los que reúne la muestra de doce artistas chinos agrupados bajo el título de «Bentu».

Suzanne Pagé, la directora artística de la fundación en entrevista a Télérama ha declarado que el interés en el arte chino contemporáneo es el resultado de la presencia de China en la escena política y económica mundial. La eclosión creativa de los años noventa perdió interés, y, en Francia, desde el año 2003 y 2004 no se había mostrado la actualidad artística de este país que se revela con fuerza en las obras de las nuevas figuras emergentes.

La política de exposiciones de la institución está centrada en mostrar el arte moderno correspondiente a la primera mitad del siglo XX junto al arte contemporáneo. Así, desde este concepto de diálogo, la exposición actual permite viajar desde las obras de artistas chinos consagrados en la escena internacional, incluidos en la colección de la fundación, como el artista y activista político Ai Weiwei que comparte la escena junto a otros reconocidos artistas chinos y los doce creadores más jóvenes seleccionados por la singularidad de su trabajo.

Sigue leyendo

Anselm Kiefer, el pintor de la memoria

anselm kiefer para paul celan
Para Paul Celan, obra de Anselm Kiefer en la exposición restrospectiva en el Centre Pompidou

El espacio de la sala de exposiciones de la Biblioteca nacional de Francia, ha sido diseñado por el artista Anselm Kiefer para organizar la visita de su biblioteca donde muestra una parte de su obra hasta ahora poco conocida: la realización de libros. Los volúmenes son piezas únicas concebidos en grandes formatos. El peso de las páginas ensambladas, debido a la elección de los materiales utilizados y a la fragilidad de algunos elementos, los convierten en objetos complejos y misteriosos.

La sala rectangular ha sido dividida en tres naves que recuerdan la estructura de las iglesias góticas. A ambos lados del espacio central, más amplio, se estructuran dos naves laterales divididas cada una en cuatro espacios. Kiefer ha instalado en cada una de estas estructuras independientes una pieza. Varios libros-objeto monumentales junto a alguna instalación y vitrinas con las piezas ensambladas con elementos reciclados y objetos construidos por el artista.

El conjunto ofrece un inventario de máquinas deshauciadas y herrumbrosas. Balanzas, sillas, libros enormes de hojas de plomo, cristales rotos, atanores alquímicos. Una vieja linotipia en la que florecen enormes girasoles desprende barras de plomo en lugar de semillas. Las piezas como en una enciclopedia de la destrucción muestran los indicios y son los testimonios de la pérdida, del tiempo que pasa y de la transformación de un mundo. La metáfora del girasol y el plomo como principio de la búsqueda alquímica natural de la luz, y, también, como un homenaje a Van Gogh, el holandés errante obsesionado por el color y la luz. Algún detalle sugiere la espera y la inercia que precede al cambio para la transformación. Piezas en proceso de desintegración y putrefacción apuntan a la melancolía, al desencanto y a la pérdida de un mundo.

Los libros, organizados en grandes estantes metálicos de unos cuatro metros de altura, están distribuidos en las dos primeras salas laterales y en las vitrinas que ocupan el espacio central. Grandes formatos con sus lomos entelados permiten ver la estructura del ensamblaje de las páginas. Alguno de los ejemplares permanece entreabierto descansando a la horizontal. La mayor parte de los volúmenes siguen el ritmo vertical creando un recorrido entre los espacios que ocupan y el vacío que nos permite ver alguna portada, o recorrer las palabras que van apareciendo en las páginas y en las cajas de metal apiladas en las estanterías.

Sigue leyendo

París, homenaje a las víctimas de los atentados

Paris, Place de la République

Paris Place de la République hommage aux victimesParís, Plaza de la República. Homenaje a las víctimas de los atentados del 13 de noviembre del 2015. © Maite Díaz González