Elecciones en España, el espejo de Francia

I

El domingo mientras esperaba el resultado de las elecciones legislativas españolas,  recorrí el quartier latin para comprar los libros de regalo. Aparcamos en el Pantheon, que ha quedado limpio y luminoso tras los trabajos de restauración. La gran fotografía que cubría el volumen de la cúpula ha desaparecido. Ahora, la geometría de la bóveda flota ligera y aparece imponente desde cualquiera de las calles que llevan a la cima de la pequeña colina. Anochecía subiendo la cuesta de Sainte Geneviève,  pensaba en la decisión de que Voltaire y Rousseau, tan encontrados y opuestos en vida descansen en el monumento uno frente a otro, como para no olvidarse y seguir alimentando la polémica.

En una estantería de la gran librería del boulevard Saint Germain encontré al lado de la novedad del libro de Gilles Kepel sobre el terror islamista, una publicación sobre o escrita por Pablo Iglesias. No me detuve a hojearlo porque iba con prisas y el libro de Kepel lo había visto en el piso superior de la librería. Pablo Iglesias como fenómeno publicitario de marketing político internacional. Junto al libro de Kepel, cubierta sobria y tipográfica, fondo negro y el blanco, azul y rojo de la bandera francesa para definir el texto, contrastaba la cara del político español a toda portada y un cintillo rojo con una frase de Thomas Piketty sobre el fenómeno Podemos. Iba a preguntar si se vendía bien pero olvidé hacerlo al final de la compra. Después de las conferencias parisinas a las que he asistido sobre marketing para empresas y marcas, en las que se ha incluido como anécdota el ejemplo de cómo se vende a un político, qué duda cabe que ya todo me parece estructurado con las tres O: oportunidad, osadía y organización. Un plan empresario para asaltar los cielos junto a los medios económicos y las subvenciones internacionalistas para mover toda la publicidad y la imagen mediática del movimiento y su líder. Los tiempos de la propaganda han quedado superados como un fenómeno del siglo XX cuando existían las ideologías y los bloques. Ahora, aunque se empeñan en la simetría, el fenómeno binario, tan natural como apuntan los expertos; cada vez más todo se resume a un casting riguroso, su correspondiente estudio de la imagen y la lucha cosmética entre posturas, maquillajes y publicidad.

Los slogans son como títulos de filmes de los cincuenta, cuando Hollywood tras la guerra producía esperanza para borrar los estragos de la destrucción. Así, “El voto de tu vida”, dicen los nacionalistas separatistas catalanes como si se tratara de la elección decisiva el separarse de España. Vota con Ilusión, dicen los Ciudadanos, porque lo que importa es la ilusión…Vivimos tiempos mágicos, efímeros y evanescentes.

El ciclo de la política y su circo con todas las dosis teatrales de cinismo, farsa, pero también, de verdad y de injusticia.

Al regreso entré a buscar información sobre las votaciones y encontré la noticia, al principio incomprensible sobre la realidad que iban dejando las urnas: UPyD fuera del Congreso.

Silencio de unos minutos en twitter hasta que Rosa Díez anunció la derrota con una frase de Albert Camus: “En España aprendí que uno puede tener razón y ser derrotado y que a veces el coraje no tiene recompensa”. La frase de una resistente que, junto a los miembros de su partido y el abogado Andrés Herzog han hecho una campaña sin medios económicos suficientes, a pie de calle, desplazándose para conversar con los ciudadanos y explicar el trabajo que han desarrollado en el Congreso en los últimos cuatro años de legislatura.

UPYD se ha atrevido a ejercer el control democrático denunciado a los que abusan de sus poderes y privilegios. UPYD ha sido un partido confrontado a dificultades desde que se fundó para combatir el nacionalismo en el País vasco y trabajar por  la unidad de España frente a los separatistas. Contaba Fernando Savater que para lograr créditos de los bancos nunca lo tuvieron fácil. Allí, en el País vasco donde han muerto tantos ciudadanos bajo los atentados terroristas, los partidos nacidos de las filas de estos grupos han logrado diputados al Congreso. Mientras veía los resultados pensaba en la injusticia y en el precio de la libertad y la honestidad.

En el sitio del Ministerior del Interior donde iban subiendo las cifras, mantenían las del 2011, los resultados de UPYD informaban de más de un millón de apoyos y cuatro parlamentarios en aquellas elecciones de hace cuatro años.

La coherencia y la lógica indican que gracias al trabajo realizado por los parlamentarios de UPYD los ciudadanos debieron votar a los  que han asumido los riesgos personales de denunciar la corrupción que se ha convertido en una lacra de la vida política española.

UPYD sin diputados al Congreso después de ocho años de trabajo por la defensa y la protección de los derechos de todos. Contra el terrorismo, y, también, contra la violencia del poder sin control democrático y sin la denuncia honesta de las irregularidades y arbitrariedades. UPYD defendiendo a los ciudadanos porque las instituciones no funcionan. UPYD “castigado” en las urnas. No es lógico y tampoco coherente el resultado.

Cómo el electorado puede ser tan incoherente a la hora de elegir gobierno? Cómo puede olvidar los escándalos de corrupción que se han sucedido através de los últimos meses resumiendo décadas de descontrol? La caída de Jordi Pujol y lo que ha significado ese señor y su partido en las políticas de alianzas de los grandes partidos PP y PSOE con los nacionalistas.

He visto muchas veces en el Congreso a Rosa Díez y a Irene Lozano en sesiones de control al ejecutivo en el gobierno. Mujeres combativas y honestas que no se han callado la boca durante los cuatro años de legislatura. El abandono de Irene Lozano todavía no lo comprendo, como tampoco el hecho de que el resto que había pedido la fusión con Ciudadanos se pasara a este partido o al PSOE.

Las cartas entre Sosa Wagner e Irene Lozano, las disputas por las diferencias en el partido tuvieron en la prensa más eco mediático que el trabajo de los abogados como Andrés Herzog para llevar ante los tribunales los casos más escandalosos de corrupción política y administrativa de los últimos años de la democracia española.

Es inquietante el silencio de la prensa. La tradición de no respetar el trabajo realizado, el valor y la necesidad social de la denuncia en una democracia sana. La falta de solidaridad del resto de formaciones políticas cuando los dirigentes de UPYD fueron eliminados de los debates en la televisión y la radio. A UPYD se les negó la posibilidad de comunicar el trabajo realizado y explicar su programa durante la campaña a las elecciones. Un partido sin corruptos, sin pactos de impunidad, ni trampas bajo la mesa.

II

Los resultados definen la necesidad de formar una coalición que logre un gobierno de cohesión y credibilidad. En Francia se recurre a la segunda vuelta de las elecciones que se disputan los que han llegado en las dos primeras posiciones. Si uno de los dos es un partido antisistema, nacionalista o extremista; la derecha o la izquierda con sentido de Estado y respetando los valores republicanos pide a los que han quedado terceros que se retiren y llama a sus votantes a entregar el voto al partido contrario que ha quedado en primera o segunda posición.

Claro, esto sucede en un país donde los políticos corruptos están obligados moralmente a dimitir y, si no lo hacen, las formaciones políticas toman la decisión de destituírlos. Un político corrupto no puede presentarse a unas elecciones como si no hubiera pasado nada.

Otro punto que puede tener relación con Francia es si cabe preguntarse si el fenómeno Podemos no ha sido creado por la lucha de los grandes partidos por el poder olvidándose que su primer deber es el servicio a los ciudadanos.

La capitalización de los problemas sociales de la crisis económica por parte de Podemos es responsabilidad de los grandes partidos que fueron incapaces de ofrecer opciones y de trabajar con y para la gente. Y, para comparar en estos aspectos de compromiso y vocación de servicio recomiendo que lean las entrevistas a Xavier Bertrand, político francés de Les Républicains que logró, con el voto de los socialistas arrebatar la victoria a Marine Le Pen que se presentaba como candidata del Front National.

Xavier Bertrand  ha sido ministro durante el gobierno de Nicolás Sarkozy, es un picard y conoce bien la región Nord Pas de Calais Picardie, dedicó meses y semanas a trabajar recorriendo los rincones más réconditos de la región. Al ganar las elecciones de inmediato renunció a todos los cargos en las instituciones centrales para poder consagrarse al trabajo necesario en esta zona tocada por el desempleo y la crisis, convertida en terreno de proselitismo de la extrema derecha antieuropea. Un político de la derecha francesa defendiendo los valores republicanos, guiado por los valores del gaullisme social y formado bajo la práctica política de Philippe Seguin.

III

Podemos es un partido surgido fundamentalmente de unas huelgas juveniles cuyos dirigentes son profesores universitarios. A este partido de los indignados, seguidores del panfleto de Hessel que en Francia no tuvo ninguna repercusión política porque en Francia  funcionan las instituciones,  a este movimiento que tenía sus razones para protestar  le propusieron que se organizaran en partidos políticos y combatieran en las urnas. Spinoza en el siglo XVII dejó escrito que para la ciencia política, para su práctica, nada menos apropiado que los hombres de la teoría. Y adaptándonos al caso que nos ocupa, la teoría de la utopía ha dejado solo violencia y destrucción. Los cubanos y los venezolanos lo sabemos por experiencia. Los cubanos hemos sido víctimas de la teoría de la utopía durante varias generaciones.

La realidad de una sociedad civil activa y eficaz en una democracia es fundamental para la estabilidad social y para que no proliferen los extremos. El fenómeno de Podemos sería como si en Francia los agricultores que a veces bajan a París con todas sus razones y llenan de frutas o de boñiga de vacas las calles del centro, decidieran organizarse para llegar al Elíseo. La diferencia entre Francia y España es que la sociedad civil funciona y que las instituciones logran canalizar y resolver muchas de las propuestas que establecen las plataformas que organizan y encauzan las peticiones específicas de cada grupo social: los maestros, los agricultores, las enfermeras, los pilotos, los ferroviarios. En muchas ocasiones se organizan en los sindicatos, pero también lo hacen creando asociaciones que responden a cada problema social específico.

Las elecciones legislativas en España han sido un buen momento para constatar que España sigue cultivando la frivolidad y la irresponsabilidad. Que desaparezca UPYD del Congreso es un hecho grave para la democracia, un hecho que debiera preocupar a todos los ciudadanos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s