Notas del verano I

Millau, campos entre las montañas

Notas del verano I

El sur, la luz y el mar. La costa norte española es nuestro sur cálido y cercano. Salimos temprano para viajar durante doce horas evitando las autopistas y, de paso, los peajes y el stress sostenido de la media de los ciento veinte kilómetros por hora dictados por las prisas de los vacacionistas. Las carreteras secundarias son más peligrosas por las intersecciones o los irresponsables que adelantan donde no deben, pero es la única manera de conocer y descubrir la vida de todos los días, las algarabías y los sopores allí por donde todos suponen que nunca ocurre nada. Viajar como lo hacían antes de los trenes rápidos y las autopistas por las que te desplazas siempre en el mismo itinerario y a velocidades con orejeras.

Francia es un país dibujado y hermoso. Cada región, cada fragmento o tramo tiene su interés paisajístico o patrimonial. La generosidad y la exhuberancia de la vegetación, los árboles frondosos, enormes. Las carreteras sombreadas por dos hileras de copas altísimas que trenzan sus ramas. Los volcanes apagados. Los campos inmensos, los valles ondulados de hierba verde entre las montañas de Millau con los hombres voladores como libélulas en sus parapentes.

Entras en los pueblos, paras si es un sitio interesante o estás cansada. Viajas a noventa, setenta o cincuenta kilómetros por hora, con lo cual, la atención es mejor y los riesgos menores en mi opinión. Una forma de viajar en la que no se da prioridad a la velocidad aunque hacemos tramos de autopista que permiten reducir el trayecto. Un viaje París-Montpellier por autopista cuesta alrededor de 43 euros de peajes.

La mayoría de la gente que baja desde Alemania, Holanda y Bélgica lo hace por las grandes autopistas; es recomendable estar al tanto de «la meteorología» de los grandes ríos de acero que dibujan por éstos días los ejes que atraviesan Francia. Familias con coche y trailer  se desplazan cada verano desde el norte a la costa mediterránea española o al sur de Francia. Los que vivimos los inviernos largos y lluviosos y las primaveras otoñales comprendemos la imperiosa necesidad de pasar unos días luminosos junto al mar. Migrar como los pájaros. Cuando llega el invierno, desde el norte de Alemania las aves vuelan durante horas hasta el centro de África. El reloj biológico indica el sur.

Volver al espacio líquido, bucear desconectados, flotar, dejarse mecer y acariciar por las olas y la espuma. Sentir el agua entrar, el rumor silencioso y la sensación placentera. Qué mejor adjetivo para describir la inmersión, el sonido laberíntico y protector del agua. La danza ascendente de las burbujas de oxígeno. La preparación de todos los artilugios: aletas, caretas y snorkels para nadar más eficaces, como los delfines o la pequeña rana de la charca.

Dos semanas sin periódicos, sin teléfonos y televisión, sin atención a la regularidad de los horarios. La libertad es disfrutar el tiempo, filtrar el agua que bebemos. Como cuando éramos pequeños y avisábamos que teníamos hambre tras horas de pesca, baños de mar y carreras por los acantilados. De todas formas, la realidad que dictan los periódicos desde hace meses repite las mismas noticias y no pasa nada. Desconectar dos semanas solo reafirmará la hipótesis de que a pesar del descontento y las exigencias, nada se mueve. Tendremos una idea del tiempo que perdemos sin remedio. Vistas las noticias de la prensa, las reuniones y los debates no está mal tomar distancia por unos días. Evitar la saturación, abrir las ventanas y dejar correr el agua y el aire.

4 Respuestas a “Notas del verano I

  1. Que bueno que se dieron una escapada Maite.
    Aquí estamos nosotros en Miami haciendo lo mismo, playa, arena, sol y el mínimo de tecnología.
    Que se diviertan!
    Besos,
    Gonzalo

    Me gusta

  2. Notas del verano I | Fragmentos – Diarios, me ha parecido muy genail, me hubiera gustado que fuese más largo pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra web. Besotes.

    Me gusta

  3. Interesante blog . Aprendo algo con cada web todos los días. Siempre es estimulante poder disfrutar el contenido de otros bloggers. Me gustaría usar algo de tu blog en mi web, naturalmente pondré un enlace , si me lo permites. Gracias por compartir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s