Chagall y la vitalidad de la memoria

Marc Chagall, crucifixión, Musée du Luxemburg, Paris

Chagall y la luz de la memoria. La luz matizada, velada y tenue. La sombra y la gravedad del color en los azules profundos, puros, como polvo de piedras o estrellas eternas. La gravedad que aporta la gracia. La vitalidad de la memoria.

La nieve cubre los campos, los techos, calles y jardines y la iglesia de Vitebsk. Bajo un cielo gris, un hombre con cabeza de gallo, vestido de payaso flota con una lámpara encendida. En la soledad  la llama parpadea como una lejana estrella.

En ésta pequeña ciudad industrial nació Chagall en 1887, en una familia de pequeños comerciantes donde «no faltaba en la mesa el pan, el queso y la mantequilla.» Sus orígenes modestos le permitieron trasladarse a la capital para realizar estudios de bellas artes en San Petersburgo, gracias al apoyo incondicional de su madre que regentaba una pequeña tienda de ultramarinos. Su padre, callado, Chagall lo asimilaba a un hombre de cultura eslava rural aunque también era judío. Sus padres y la influencia de la cultura judía popular serán referencias importantes en su trabajo y en su vida.

La estructura simple de la arquitectura de las casas de su pueblo natal aparecen como el paisaje primero. La dimensión y la relación espacial de todas las cosas; el escenario para dibujar y confrontar el día y la noche, la guerra y la paz, la tristeza y la alegría, la boda y el duelo. La realidad y el sueño.

La ciudad y sus transeúntes como referente transformada en logos. Tranquila y fría. O ardiente, roja y animada por la fiesta o las llamas amarillas de la guerra. En sus obras el arquetipo se repite, los elementos narrativos que dibujan París, la torre Eiffel o la iglesia del Sacré Cœur aparecen en un segundo plano, en los fondos de los cielos, transparentes, lejos del trazo horizontal que define la tierra, la madre, la casa. La mujer como personaje central, el respeto y la veneración de la madre y de la mujer en la cultura judía.

Las obras de sus primeros años son delicadas y pulidas, representan ventanas, interiores, personajes perplejos, patriarcas, parejas y animales. Su mujer Bella amamantando a su hija. Los hombres reunidos bajo un arco. Un pelirrojo sobre la nieve con su cabra amarilla. La luz de la Menorah y sus siete brazos con sus velas. La luz de la memoria y la continuidad de la tradición. La luz y la vitalidad dominan los cuadros de las crucifixiones, las representaciones de la guerra, el exilio y la tragedia de la destrucción. Pero es también la luz de las fiestas, las bodas y las gentes del circo. Es la luz de la pureza del color la que organiza la narración en un espacio espiritual. La vitalidad, el optimismo, la fuerza de la vida aparecen en el tratamiento simbólico del color. No hay sombras oscuras, la sombra es un velo transparente, un color profundo que no se abisma en el negro. Azul, rojo, amarillo, blanco, el color y la luz como una dimensión espiritual, como una intensidad siempre positiva contra la guerra, contra la destrucción.

La narración y la ilustración de los personajes simplificados en sus trazos son arquetipos que se repiten: la mujer -son todas la misma-  el pez, la luna, el patriarca, el judío errante, el cristo, el personaje antropomorfo. El valor espiritual del color en relación con la mística judía y la prohibición de la representación figurativa, es probable sea el origen de ésta festividad abstracta y física de la luz, el color y las sombras luminosas.

Una explosión de vitalidad y luz en la que lo anécdotico de los personajes y el simbolismo, quedan flotando, como el dibujo breve de la vida.

© 2013 Maite Díaz-González

Chagall au musée du Luxembourg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s