Francia: El Partido Socialista lanza una petición por el derecho al matrimonio y la adopción para todos

Petición por el derecho al matrimonio y a la adopción para todos

Quiero que la República otorgue el derecho a todos los que se aman de casarse y adoptar. Quiero la igualdad para todos sin discriminación en relación a la orientación sexual. Quiero que todas las parejas y sus hijos, todas las familias de Francia sean reconocidas, respetadas y protegidas.

Firmar la petición

mariage_pour_tous_decouvrez_la_campagne-oui-legalite

Tous à la Bastille ! Por el derecho al matrimonio y a la adopción para todas las parejas

El Partido Socialista francés ha hecho un llamado a todos los ciudadanos para participar en una manifestación en París, el próximo domingo 16 de diciembre en la Plaza de la Bastilla para apoyar el derecho al matrimonio y la adopción para todas las parejas y la PMA Procréation Médicale Assistée.

He recibido y firmado  la petición del PS (Partido Socialista) para apoyar el proyecto de ley en Francia que se ha fijado como objetivo proteger y otorgar a todos los ciudadanos los mismos derechos al matrimonio y a la adopción, independientemente de la orientación sexual. La ley representa un avance social en cuanto al respeto de la libertad individual para elegir a una pareja del mismo sexo sin que ello se convierta en motivo de humillación pública o en un problema social. El matrimonio, en mi opinión, es un contrato que no tiene un sentido afectivo; el amor y el afecto lo aportan las personas y no puede decidirlo ninguna legislación legal o religiosa. En efecto, hoy, en Afganistán, niñas de 14 y 15 años realizan matrimonios con hombres que han sido elegidos por su padre que las entrega como si fueran una mercancía y las repudia y denuncia si la joven decide abandonar al hombre que le han asignado en una transacción que es un negocio. Luego los argumentos tratan de disfrazar la decisión con dogmas religiosos, dogmas de sumisión y respeto a unas tradiciones que torturan y no respetan la libertad de una mujer a elegir, esposo, en éste caso.

El matrimonio es una institución legal que protege y organiza el régimen de bienes de los cónyugues pero, lo que considero realmente  importante es que el matrimonio, tal como está organizada la sociedad ofrece una protección legal a los hijos en tanto institución social reconocida y legitimada.

Es una realidad que muchas personas se enamoran, aman y viven con sus parejas del mismo sexo. Tengo amigos de ambos sexos que mantienen sus parejas estables desde hace muchos años. Una de mis mejores amigas que estuvo casada y tuvo un hijo con un buen amigo, lo crió con su segunda pareja que es una mujer. Su hijo es un chico heterosexual, equilibrado y trabajador, se ha casado el año pasado con una joven. Es un misterio la homosexualidad, como es misterioso e inexplicable el amor.

La homosexualidad ha existido siempre pero ha sido reprimida y tratada como una enfermedad basándose en prejuicios que tienen casi siempre un origen religioso. Algunos la explican desde condicionamientos genéticos, otros desde patrones educativos, circunstancias afectivas o referencias culturales.

La homosexualidad es el amor a  una persona del mismo sexo, es una realidad en nuestras sociedades libres en las que las personas no viven sumisas a dogmas religiosos o a normas y costumbres represivas sobre la sexualidad.  Las parejas de un mismo sexo muchas veces viven enfrentadas a la incompresión, la burla, el desprecio, la discriminación y el escarnio de una parte de la población más conservadora  que plantea como argumento esencial de oposición al matrimonio homosexual la supervivencia de la estructura fundamental de la sociedad que es la familia basada en la posibilidad de reproducirse y mantener la continuidad de la especie.

La reproducción necesita de componentes femeninos y masculinos para lograr concebir un nuevo ser. La comunidad científica ha desarrollado técnicas de reproducción asistida que permiten concebir un hijo mediante las donaciones de óvulos o espermatozoides, y, en el caso de los hombres homosexuales  que no pueden gestar un embrión se ha organizado un sistema en el que pagando a una mujer ésta se encarga de llevar a término el embarazo, previa inseminación o implantación del óvulo fecundado. En éste sentido hay un debate complejo en torno a la reproducción asistida y las madres de alquiler.

II

La ley francesa quiere proteger a los niños y a las familias que ya viven en éstas nuevas estructuras familiares en las que las parejas son del mismo sexo. Brindarles el apoyo social y moral para que la sociedad en su conjunto tolere, acepte  y respete los derechos de éstas personas a vivir juntas y a construir una familia que, aunque no está compuesta por la estructura tradicional de una madre y un padre a la que estamos acostumbrados, y que nos resultan tan necesarios y complementarios, sí brinda el amor, la dedicación y el respeto a los hijos que han sido deseados, que son queridos y  que educan juntos.

¿Cuántos niños crecen en familias tradicionales con una madre y un padre y no reciben la atención adecuada, o son víctimas de violencias o sus padres se divorcian y crecen con la madre sola sin que el padre se ocupe nunca más de su formación y de su protección? Preguntada una niña de trece años, ha dicho sin vacilar que es mejor tener dos madres o dos padres, que no tener ninguno, o tener un padre y una madre separados de los que uno de los dos permanece ausente.

La posibilidad de adoptar es una buena noticia para los niños que crecen en los orfelinatos. Las personas que tienen el deseo de dedicar parte de su tiempo para disfrutar con la educación y la formación de un niño en el seno de un hogar equilibrado y estable también merecen la oportunidad de poder dar su potencial afectivo a niños necesitados de ello, la felicidad de crecer protegido y rodeado de amor y cariño es fundamental en la formación afectiva y espiritual de un niño.

Las personas que adoptan comparten una historia, transmiten una experiencia  muy valiosa para los niños que viven solos en un orfelinato sin una atención individual, sin una familia y una red de relaciones que les permitirán luego poder sentirse escuchados, respaldados por todas las personas que rodean esa pequeña célula familiar que lo ayudará a crecer y a enfrentarse luego a la vida. Un hogar ofrece amor, atención y cuidados a niños que por determinadas condiciones o accidentes de la vida han quedado solos y abandonados. Legalizar la adopción a las parejas homosexuales y un sistema de controles adecuados es un acto de generosidad y atención a la infancia desvalida en una Europa que se empobrece y en un país donde existen dos millones de niños pobres.

© 2012 Maite Díaz González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s