Ofelia Acevedo, viuda de Payá rechaza la versión oficial

Ofelia Acevedo, viuda de Oswaldo Payá ha declarado que no busca culpables y que no acusa a los jóvenes que iban en el coche con su esposo. Solo quiere saber la verdad y no acepta la versión oficial sobre el presunto accidente que han divulgado el MININT y los medios oficiales.(ABC)

Como es lógico reclama que la dejen entrevistarse con los supervivientes, el español Ángel Carromero que iba conduciendo el coche y el sueco Jens Aron Modig que permanecen incomunicados y fueron las últimas personas en ver con vida a Oswaldo Payá y a Harold Cepero.

Manuel Díaz Martínez que desde los años sesenta fue acusado en Cuba por la Seguridad del Estado en varias ocasiones, estuvo inculpado en el caso Padilla y años después fue expulsado de todas las instituciones por haber firmado en 1991 La Carta de los Diez dirigida a Fidel Castro, aconseja a Ofelia Acevedo en su blog:

“Pero me permito aconsejarle a la señora Acevedo que no se fíe de lo que le digan estos muchachos mientras permanezcan en cautiverio, si la versión de ellos coincide con la del régimen. Por principio, de las dictaduras siempre hay que esperar lo peor, y la castrista ha demostrado en múltiples ocasiones que sabe “convencer” a sus acusados para que se autoinculpen. Máxime si están presos.”

Diario de Cuba 

He visto el esquema del supuesto accidente que ofrece el Minint. Viajaban por la Carretera Central que es una vía estrecha que tiene casi cien años y en muchos tramos solo dos sendas sin terraplén central de protección y sin barreras de seguridad. ¿Cuándo habrá sido la última vez que la asfaltaron?

Las fotos que han suministrado los peritos son imágenes tomadas con un ángulo cerrado, sin perspectiva, no vemos la vía, las condiciones y el estado de ésta carretera de la que es responsable el Estado cubano y tampoco hemos visto imágenes del frenazo de casi 80m. ¿Fue un frenazo o un golpe violento en la parte trasera del coche  lo que los sacó de la carretera? ¿Dónde están la cámara de video y el teléfono de Payá? La viuda ha reclamado sus objetos personales y no se los han entregado.

No hay fotos de las marcas en la calle, ni del árbol contra el que se supone se incrustaron, ni de las señalizaciones de los trabajos que supuestamente realizaban en la vía.  Si alguien resbala en un espacio privado o público el encargado de su mantenimiento es responsable por las condiciones peligrosas y la falta de avisos y señalizaciones correctas anticipadas, al menos a 150 metros, en el caso de las carreteras. Dicen que Carromero declaró que no las vio, pero cabe preguntarse, ¿existían realmente esas señalizaciones temporales de peligro en la carretera?

Los testigos, los hombres  que vieron un coche a toda velocidad (dijeron a ojo que el coche iba a 100km/h y eso es lo que aparece en el dictamen de “los expertos”)y luego, una nube de polvo que los encegueció y parece que también les produjo amnesia, así terminan los testimonios. La nebulosa del polvo. Corte. Según el esquema el lugar está en medio del campo, las especificaciones gráficas señalizan campos de arroz a ambos lados de la carretera y un canal que se ve representado en azul. Quiere decir que no hay casas cerca, éstas personas serían las únicas que pasaban casualmente por allí un domingo a mediodía. En un país civilizado, en un Estado de derecho esas personas  podrían ser acusadas por no asistencia a persona en peligro(non assistance à personne en danger). Nadie corrió a ver qué pasaba y a prestar auxilio a las personas que viajaban en el coche accidentado. O corrieron y al llegar ya había agentes que les prohibieron acercarse. Extraños testimonios.

El hueco negro del relato. ¿Quiénes llegaron primero hasta el coche, quién realizó los primeros auxilios y avisó a los equipos médicos o a los bomberos porque según el estado del coche debe haber sido difícil abrir las puertas traseras para socorrerlos. ¿Quiénes los transportaron al hospital de Bayamo? ¿Quién certificó que Oswaldo Payá había muerto en el lugar a causa de un traumatismo craneal consecuencia del impacto -contra el árbol- y no a causa de otro objeto contundente? La causa de la defunción la establece el informe de un médico forense, por qué no se puede consultar en un caso como éste con tantas amenazas y accidentes precedentes. O lo trasladó «alguien» al hospital donde se certificó la muerte. No hay ninguna precisión.

El informe es una gran zona oscura, falto de información, imágenes, testigos y testimonios esenciales. En concordancia con la irresponsabilidad de los medios periodísticos cubanos.

Junto al dolor de la pérdida la familia debe enfrentar un Estado-reino absoluto y un poder mediático, el mismo monstruo que oculta pruebas  y retiene e incomunica a los testigos de la muerte  de Oswaldo Payá en extrañas circunstancias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s