Cuba y la vergüenza de Occidente

La viuda del opositor Wilman Villar Mendoza fallecido en huelga de hambre, ha sido entrevistada desde España; narra con la voz rota cómo fue llevado al hospital cuando ya había fallecido sin recibir la atención y los medicamentos adecuados a su estado físico tras cincuenta días en huelga de hambre. Maritza Pelegrino ha declarado: ‘Mataron a mi esposo, dejaron a dos niñas huérfanas, son unos asesinos y no quiero recibir ninguna ayuda de ellos’. Luego describe cómo en Contramaestre, un pueblo en la zona oriental de la isla, la gente salió a manifestarse en la calle y fueron duramente reprimidos. Después, cuando se dirigía a la funeraria acompañada de amigos y familiares fueron escoltados por varios coches de “la seguridad”. Es decir que en Cuba una parte de la población vive en Estado de sitio porque también el hospital estaba tomado por “la seguridad”. La madre de Ivonne Malleza Galano encarcelada en la prisión de Manto Negro en La Habana desde noviembre ha contado que su hija detenida por denunciar la represión está enferma de gravedad, lleva días sangrando a causa de un fibroma y no había recibido los medicamentos que le había entregado la familia a los carceleros. Todo ésto sucede en “la potencia médica” y en “el país maravilloso” del socialismo del siglo XXI de donde la mayor parte de la población quiere marcharse porque no soportan más la frustración y la destrucción.

No comprendo hasta qué punto de inhumanidad, salvajismo y barbarie deben llegar los acontecimientos en Cuba para que la ONU, el Parlamento Europeo y el gobierno de los Estados Unidos y especialmente el de España, tomen decisiones políticas para terminar con todo ésto y exijan, -no pedir, basta de pedir nada a éstos sátrapas-, el fin de la dictadura vergonzosa que lleva haciendo y deshaciendo, maltratando a millones de personas  desde hace medio siglo. Ésto para que podamos pensar que la Justicia existe y que las Libertades son derechos inalienables que no pueden ser violados impunemente. Una llamada con las palabras precisas al que atropella, asesina, deporta como en el siglo XIX y humilla. Una llamada internacional de condena preventiva y tomar decisiones económicas, congelar los préstamos y las inversiones, las remesas y los viajes mientras no haya una reforma constitucional y una salida hacia la democracia, como hiceron los países libres de Occidente con la Alemania comunista cuando se quedó en la bancarrota. Es la única manera, yo estoy contra el embargo y contra cualquier limitación de las libertades pero con dictadores que además pueden estipular la ley a su antojo pienso que hay que presionar y exigir el cambio en nombre de la Civilización. Y de las víctimas y sus familares. Cuba no tiene por qué evolucionar hacia un totalitarismo capitalista-comunista, Cuba no forma parte de Asia por mucho que los políticos oportunistas, mediocres y mesiánicos hayan querido torcer la historia. Cuba forma parte de Occidente, de su historia, de su cultura y de sus valores.

Testimonio de la viuda Maritza Pelegrino en Diario de Cuba

24 de febrero del 2010
La Muerte de Orlando Zapata Tamayo

15 de septiembre del 2011
Laura Pollán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s