Christopher Hitchens (1949-2011)

Christopher Hitchens_nytHa muerto Cristopher Hitchens a los 62 años. El artículo del NYT resume su vida profesional y familiar, sus viajes como corresponsal.  El recorrido de un intelectual comprometido con la libertad y por la libertad de la prensa. Su admiración por Orwell y el magnífico prólogo para Rebelión en la granja, un libro que leímos clandestinamente en La Habana. El infierno que se repite. Un hombre valiente que se arriesgó cuando apoyó la guerra de Irak porque era la guerra contra una dictadura genocida. Un marxista y un ateo confeso. El tiempo definirá ésta década y éstos conflictos mayores y terribles en todo el cambio que se ha operado en los países árabes que  han comenzado a liberarse de las dictaduras militares y religiosas (en el caso de las mujeres) y de la concepción tribal del poder político.Escribió también sobre la guerra de Bosnia y fue un  intelectual activo en el análisis y la denuncia de la responsabilidad de Occidente cuando permitió las masacres en el corazón de Europa. Un hombre que denunció sin descanso  los totalitarismos que enmascaran los fanatismos religiosos -como el islamismo- en la defensa de su amigo el escritor Salman Rushdie. Escribió un artículo cuando murió Susan Sontag, una intelectual a quien respetaba, una humanista de izquierdas que denunció y dio apoyo en Estados Unidos y en Europa a escritores como Kundera o Milozs que huyeron del paraíso comunista y a quiénes la izquierda dio la espalda. Agradecidos a su coraje, habrá que leer sin falta sus memorias Hitch-22, el recuento de una generación honesta que quiso cambiar el mundo y que en los sesenta formó parte de la contra-cultura para luego convertirse en críticos de todos los experimentos sociales que han descalabrado a la izquierda.  Y releer éste párrafo lúcido de hace cinco años en Slate,- vía Penúltimos días- sobre el traspaso de poder en Cuba y la esperada Transición:

“En la fecha conocida, según el “nuevo calendario”, como el 18 Brumariode 1799, Napoleón Bonaparte usó a sus tropas para tomar el poder en París, se proclamó primer cónsul de la nación y a continuación anunció que la Revolución Francesa había culminado (el celebrado ensayo de Karl Marx, El 18 Brumario de Luis Bonaparte, que parodia un monarca posterior y menos importante que Bonaparte, nos regaló el sobreutilizado dicho sobre la relación entre tragedia y farsa). Ahora el Movimiento 26 de julio ha llegado a su propio y dilatado final histórico. También esta vez el nuevo pretendiente es menos ostentoso e impresionante que el anterior. Si no podemos decir que Castro está muerto y ya no podemos gritar decentemente “Viva” al nuevo pero viejo Castro, sí podemos decir que, en realidad, la era de Castro ha concluido y que la forma final que va a tomar es la de una dictadura uniformada, secreta y altamente comercializada.”

[Artículo publicado originalmente en Slate, el 7 de agosto de 2006.] Publicado en Penúltimos días. Traducción de Juan Carlos Castillón. 

Descanse en paz  Christopher Hitchens.

Fotografía: Justin Lane for The New York Times //Christopher Hitchens in Washington, D.C., in 1999.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s