Ha muerto Laura Pollán, portavoz de las Damas de Blanco

Laura Pollán portavoz de las Damas de Blanco   © AFP Adalberto Roque

Fotografía  de la noticia en la prensa francesa  Libération 

Laura Pollán por las calles de La habana vieja

Ha muerto Laura Pollán. El 24 de septiembre fue la última vez que pudieron las Damas de Blanco organizar una marcha de denuncia de la represión de la dictadura castrista.  No les permitieron salir, otro grupo, desde otro punto de la ciudad logró llegar a la Iglesia de la Merced donde habían decidido reunirse. Su casa fue cercada por turbas gubernamentales y a sus 63 años sufrió la violencia de los insultos y los golpes y forcejeos con la gente miserable que es utilizada por la dictadura para reprimir y atemorizar a las Damas de Blanco. Un movimiento de mujeres que con su organización y constancia permitió que se conociera la realidad de los prisioneros políticos cubanos en el mundo entero. Gracias a ella y a todas las mujeres que se organizaron en ésta asociación, a su determinación y su fuerza, la dictadura tuvo que liberar a los hombres encarcelados, en su mayoría periodistas independientes, detenidos durante la Primavera Negra por defender el derecho a la libre expresión.

Resulta difícil creer que en Cuba no existen los medios para salvar a una mujer fuerte físicamente y con una voluntad de  resistencia probada. Laura Pollán destacaba por su rotundidad y su contundencia cuando expresaba su decisión de seguir exigiendo los derechos ciudadanos secuestrados por la dictadura.

La orfandad para el movimiento disidente es grande porque para los cambios necesarios en Cuba no se puede hablar a medias, ni conformarse con unas reformas cobardes  y en ella veíamos la honestidad y la sinceridad de quien no tiene nada que perder. Nuestro pésame a su esposo, su hija,  sus familiares y amigos y a todas las Damas de Blanco.

Anuncios

3 Respuestas a “Ha muerto Laura Pollán, portavoz de las Damas de Blanco

  1. Un fuerte abrazo para todos los cubanos y en especial para ti, Maite.

    Me gusta

  2. Pingback: Cuba y la vergüenza de Occidente | Fragmentos – Diarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s