Sobre “la resistencia inteligente” de los intelectuales en Cuba

derechos_humanos_en_cuba

© 2009 Maite Díaz González

En Penúltimos días se ha publicado un artículo extenso sobre los intelectuales en la dictadura castrista, o una parte de ellos que no aceptan las instituciones del Estado. Alexis Jardines describe el trabajo de Estados de Sats y Observatorio crítico, dos espacios en los que se debaten problemas sociales, se trata de burlar la censura, la falta de información y la represión para organizar proyectos de ideas desde las prácticas artísticas fundamentalmente.

Leyéndolo regresé a los años 80 en La Habana, era el mismo discurso salvo por las alusiones a hechos concretos como la muerte de Orlando Zapata  o las referencias escogidas sobre la disidencia y oposición en la que olvida el Proyecto Varela organizado por Oswaldo Payá y, que según la información que tengo, es el único que desde la Constitución ha planteado la posibilidad de reformarla por la vía civilizada y pacífica para recuperar nuestros derechos y libertades como ciudadanos. Oswaldo Payá fue premiado con el Premio Sajarov  y es el único disidente que desde La Habana ha concretado una propuesta y trabajado durante años para difundirla llegando a reunir a  miles de ciudadanos cubanos que han firmado con nombres y apellidos y número de carnet de identidad. Esta propuesta fue entregada en la Asamblea del poder popular en La Habana y la dictadura jamás ha querido escuchar éstas voces reformistas.

A continuación pego mi comentario en Penúltimos días y creo que es un debate que debe implicarnos a todos como ciudadanos, sobre todo los que no estamos en Cuba, ser responsables y exigir al Estado y su maquinaria burocrática que somos muchos los que no callamos y expresamos nuestras opiniones y queremos que termine la represión y la violación de los derechos y libertades.

Comentario en Penúltimos días:

En el andén… //Sep 1, 2011 at 2:02
Qué feo suena “disidir”, ya sé que es más preciso que disentir o apropiado pero suena mal.

Miedo, terror, en Cuba se vive un terrorismo de Estado de baja intensidad mientras no cruzas la raya, cuando la cruzas te detienen, te violentan, te acusan te aterrorizan de verdad y te queda entrar por el aro o irte. Entonces la gente se refugia y le da muchas vueltas a las cosas, mucha teoría, el Sr Jardines dice cosas muy acertadas con las que estoy de acuerdo pero no con las estrategias y posiciones como la referida al intelectual que no está interesado en el poder y, por tanto, no puede ser o estar en la oposición…eso me suena a máscara o escudo porque si partimos del principio que el castrismo es una dictadura totalitaria y como ciudadano usted es un demócrata, por definición se situará al opuesto o en la negación de ese sistema político, aunque no quiera o ésta posición le invalide algún permiso burocrático con las autoridades migratorias. Son cosas diferentes, prácticas las dos pero diferentes, creo que esa aclaración es una máscara.

Lo otro es respecto a INFORMACION y CONOCIMIENTO. Es más importante y subversivo en una sociedad cerrada y sin periódicos el concepto de la información es poder, que el conocimiento, porque además la información se relaciona más con la estructura de la red y su carácter expansivo y de penetración. La información, el intercambio, la comunicación son las herramientas del conocimiento.

El problema es simple, la dictadura viola derechos y libertades. En Cuba no existe libertad de prensa ni libertad de expresión. Los derechos a informarse y asociarse tampoco se respetan y la disidencia y la oposición declarada y abierta sin pactos no es tolerada. El ejemplo son los periodistas independientes que fueron liberados con la condición de aceptar la deportación. El resto de opositores son regularmente agredidos. Entonces la “resistencia inteligente” debe jugar mucho a la censura-autocensura y al simulacro para sobrevivir, en eso Cuba seguirá siendo un bastión de la postmodernidad y de las posturas e imposturas.

Y la foto me parece una mala elección y una falta de respeto porque esas personas llevan años enfrentadas a la dictadura, que no estén de acuerdo en todo no les da derecho a manipular su imagen y en un artículo como éste queda bastante de prensa poco seria y muy en la línea de dañar la reputación. Tampoco las críticas a ésta oposición son claras. Como también me parece que a Payà no se le puede silenciar obviándolo, no se menciona su actividad política con un proyecto utilizando la vía democrática que ha logrado recoger las firmas de miles de ciudadanos lo que no ha hecho ningún otro disidente u opositor, firmas con nombres y apellidos y número de identificación. Ciudadanos comprometidos con un cambio político y dando la cara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s