Represión en Cuba

Represión en Cuba información en el blog de Manuel Díaz Martínez

La guerra en Libia contra la dictadura de Kadhafi ha mostrado como enseñanza que los dictadores no son intocables ni eternos y que las dictaduras las sostienen las fuerzas que callan en su mayoría por temor hasta que deciden desobedecer las reglas impuestas por el tirano. La desobediencia civil que se organiza en la medida que la gente está decidida y convencida de sus derechos y cuando la situación cotidiana deviene insoportable. Los dictadores dividen y desde ésta división se mantienen en el poder. Desde hace días no se sabe nada de Kadhafi, sin embargo, la miseria moral y material en la que ha sumido a la gente se ha encargado de generar los odios y las mezquindades durante 42 años, y así, la maquinaria mediocre, cruel y mezquina es lo único engrasado y eficaz aunque el dictador no esté, la gente se toma la justicia por su mano generando la espiral de violencia, los asesinatos y los ajustes de cuentas.

No sé qué piensa Raúl Castro sobre la represión de las mujeres, les debiera dar como mínimo vergüenza, como hombres y como militares. Pero en Cuba poco pueden esperar los ciudadanos de un Estado de derecho que no existe, sobre todo las mujeres.  Cuba necesita las reformas políticas que permitan una consulta nacional para la reforma Constitucional, porque la transición que nos quieren vender con ésta indigencia democrática es un absurdo y una estupidez.

Sin oposición organizada y legal y  sin el respeto de los derechos fundamentales de los ciudadanos no se puede pretender hablar de transición. Cuba no es España, tampoco tiene las instituciones y la confianza que tenía una sociedad que no estuvo sometida a la anulación y la destrucción económica durante medio siglo. El franquismo fue un autoritarismo que generó riqueza y bienestar a una parte de la población en paralelo a la represión, y no es el caso de Cuba. En España había una sociedad civil y una oposición en el exilio que desde veinte años antes de la muerte de Franco ya trabajaba por la concordia y la democratización  de España, sin subvenciones de los Estados Unidos y sin oponerse a que Lola Flores siguiera dando sus taconeos.

© 2011 Maite Díaz González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s