Frontignac, la tierra del muscat, los vinos dulces

Canal de Frontignac, barcos de vela tradicionales llamados “pointu” , joyas realizadas por los carpinteros navales de la región. Copyright 2010 Maite Díaz

Ayer se conmemoraba el aniversario del desembarco de las tropas aliadas en la costa sur de Francia. Estuve en las playas del desembarco cerca de Saint Tropez hace dos semanas. En Gassin, -un pueblo de montaña- en una pequeña tarja agradecían la liberación con la llegada de las tropas. El fin de la guerra mundial en Francia significó en muchos sitios un cambio económico importante. Además de la ayuda que llegó desde Estados Unidos para la reconstrucción económica, comenzó un florecimiento del comercio y de la producción de vinos y su exportación. Hace unos meses de viaje por  la región de Champagne, paramos en un pequeño pueblo en el recorrido de la ruta de los productores antes de llegar a Epernay; el dueño de una cave de champagne nos contaba que su abuelo siempre había producido para el consumo familiar y que después de la guerra comenzó a explotar el terreno con fines comerciales. En el pueblo de Frontignac en el que se producen vinos con denominación de origen desde 1936, es posible que éste impulso comercial haya sido también resultado de la necesidad económica  tras la guerra. Las caves de Balta en Frontignac, conservan los viejos almacenes y los enormes toneles con los que comenzaron a producir y comerciar en 1946, hace sesenta y cuatro años. El edificio està  situado a orillas del canal, la red comercial es posible funcionara por mar. Venden sus vinos dulces, moscatel, el Muscat de Frontignac, ideal para acompañar foie gras , mariscos y postres. El precio de la botella es de 9,90 euros, casi como un Sauternes. Ademàs venden sal de Camargue, aceites de oliva y olivas aliñadas a la provençale. Muy cerca, en las tierras que bordean el estanque de Thau, que a su vez baña las laderas de la -casi- isla-montaña de Sète, lugar donde se cultivan ostras y mariscos, se produce un blanco seco muy sabroso, el Picpoul de Pinet. En las bodegas de Frontignac encontramos el que habíamos probado el año pasado en el restaurante de Sète y que no encontramos en los supermercados.

Maite Díaz

Anuncios

Una respuesta a “Frontignac, la tierra del muscat, los vinos dulces

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s