Fin de Castro

Fin de Castro, Concejo de Pola de Somiedo, Asturias.                 © 2010 Maite Díaz

La señalización corresponde al fin de Castro, un pueblo asturiano. La foto está hecha en la carretera que pasa por la Pola de Somiedo, en Asturias, en el norte de España. Subíamos en dirección de la Riera y a la izquierda antes de subir al puerto de San Lorenzo encontramos a Castro. ¡Qué susto! Mi abuelo Salvador, nació no lejos de allí en un pequeño pueblo a mil cien metros de altura muy cerca del puerto y de la calzada romana que unía Gijón con Cádiz, el Camino de la Mesa. El lugar es increíble y se conserva una parte de la calzada que era una ruta comercial y militar.

La zona estuvo muy abandonada, pero desde hace unos años, como ha sido declarada  reserva natural de la biosfera y parque nacional, los asturianos han comenzado a desarrollar el turismo verde. El paisaje es hermoso, pero según me contaba mi padre en el mes de octubre ya estaba cubierto todo por la nieve. Actualmente las carreteras son muy buenas pero con muchas curvas. Cuando viajas por el llano las montañas son como muros y para tener perspectiva y horizonte, debes subir a los pueblos o a los puertos. En los años treinta viajar de Gijón a Somiedo era una aventura. En el verano del 2008, de vacaciones, llevé a mi hija Elisa al pueblo de su bisabuelo. Todos se han marchado, viven en Madrid, Oviedo, Gijón y Barcelona. Mi abuelo marchóse a La Habana a fines de 1938 -con toda la familia- después de la guerra, y cuando las tropas de Franco entraron en Asturias. No quiso regresar mientras Franco estuviera en el poder, y murió antes que Franco.  Los descendientes de mi abuelo en La Habana, también casi todos nos hemos marchado por Castro. La zona de Somiedo es hoy un parque nacional y es donde único quedan osos pardos en la penísula, también en la reserva hay lobos, urogallos y  las típicas casas de origen celta, los teitos que tanto se parecen a las casas bretonas porque los materiales son muy parecidos, la piedra oscura, la pizarra y tienen el mismo sentido del espacio, el primitivismo del sentido de la casa como una cueva, protectora, estructuradas en espacios reducidos para poder calentarlos en invierno. En Veigas quedan algunas casas de piedra de planta circular y techo de escoba que pueden ser visitadas. Estuvimos paseando y al regreso, cayendo la tarde, descubrí la gráfica de carretera del fin de Castro, el pueblo de Somiedo. Y desde el coche en marcha hice la foto.

© 2010 Maite Díaz

Anuncios

Una respuesta a “Fin de Castro

  1. Pingback: Moratinos, Fidel Castro y el pulpo Paul « Fragmentos – Diarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s