Francisco de Oraá, poeta (1929-2010)

LA INFANCIA ERA UN OLOR DE ENVASES DE MANZANAS

La infancia era un olor de envases de manzanas
A veces visitábamos el pueblo terroso decorado de teatro
Era una casa sin paredes cimentada en la lluvia
techo metido entre vísceras de la noche
rodeada por el mar
Una mirada oscura se esconde en el jardín
un sueño entre los huesos de la casa
Visitas que pasaban a comer permanecían años
Un corazón del que han comido pueblos
Ha entrado una mujer
es una casa oscura de sótano en el tiempo
De pronto no te he visto nunca
Y de este amor qué pensarán los muertos
Con desesperación de dos condenados a muerte nos amamos
Trajo un sueño conmigo
Ya se desvaneció la infancia guardada en el armario
y mi ser con raíces de lluvia hecho de noche
sufre ya la locura que es sustancia del mundo
Un confesor enfermo por los secretos que conoce
¿Esta mujer perturba el sueño de mis muertos?
Ella es la ventana que llenó de pájaros el cuarto
A través de sus ojos las palomas salían del infierno

FRANCISCO DE ORAÁ

Gracias a Manuel Díaz Martínez por publicar  éste poema

Francisco de Oraá, poeta. Foto cortesía de Manuel Díaz Martínez

Recuerdo de Pancho

Con Pancho recuerdo caminar algunas mañanas de la infancia. Viajaba de la mano de mi padre entre los laureles y los boliches de las aceras del Vedado y por los adoquines de La Habana vieja. Para mí Pancho era como un quijote, muy alto y muy delgado,  y con un aire de bondad  de no estar en éste mundo. No iba todavía a la escuela. Desde hacía años no había ropa en las tiendas de La Habana y con lonetas crudas los hombres se mandaban a coser  la ropa en los sesenta. Pancho había descubierto un buen sastre y los llevaba a todos. Callado. Una de las últimas veces que lo vi salía de casa de su hermana en la calle 17. Lo recordaré silencioso y sonriendo con éstos versos que no he olvidado nunca: “La infancia era un olor de envases de manzanas” la descripción de esos espacios eternos en que la poesía borra los límites del tiempo. Que descanse en paz y que la tierra lo abrace.

Maite Díaz.


Anuncios

2 Respuestas a “Francisco de Oraá, poeta (1929-2010)

  1. Querida Maite: he tomado tu nota sobre Francisco de Oráa para dar la noticia de la muerte del poeta, en este número de Linden Lane Magazine que estoy terminando de diseñar. Me ha parecido muy hermosa.

    Gracias y bendiciones,

    Belkis

    Me gusta

  2. Querida Belkis: gracias a tí, Pancho era un hombre especial, me gustaba leerle, tengo muchos recuerdos de esa época, siendo yo muy pequeña, imàgenes que luego se fijaron. Es una suerte conocer a los poetas y leerles luego. Ese día iba más gente en la visita al sastre, pero yo recuerdo a Pancho, con paciencia tratando de orientarse, estuvimos perdidos buscando la dirección. Luego años después mi padre me regaló su libro.
    Con Pedro tuve más contacto, su hermano que también es pintor, los dos eran muy amigos de mi padre.He buscado y he encontrado en un sitio que edita Enrique Sainz unas fotos en la Uneac, increíbles, con Teo, Manero, Manolo Vidal, Collazo toda esa gente maravillosa que se ha ido.Gracias, muchas cosas buenas para tí, un abrazo. Maite.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s