Cuba. ¿Negociará Lula Da Silva la Libertad?

El miércoles  llega desde México a La Habana el presidente Lula Da Silva para reunirse con Fidel y  Raúl Castro. Según informa el diario EL PAIS, el gobierno brasileño ha aprobado  un «conjunto de créditos a Cuba por valor de casi 1.000 millones de dólares, de los cuales 350 millones serán destinados a la compra de alimentos y unos 600 millones a iniciativas para la producción de arroz y caña de azúcar y la rehabilitación del puerto de Mariel».

Lo más importante de éste encuentro, —no es sólo la negociación de los créditos con la dictadura—  a ésta negociación se suma  la carta enviada por los prisioneros políticos con unas demandas claras y precisas de libertad y democracia. La firman cuarenta y dos prisioneros que se encuentran encarcelados y ocho que tienen licencia extrapenal por problemas de salud.  Éste grupo de demócratas fue encarcelado durante la primavera del 2003. En la carta, piden al presidente Lula que medie ante los hermanos Castro por la libertad de los prisioneros políticos y la apertura democrática necesaria en Cuba, sin la cual, ningún crédito financiero resolverá los problema de la miseria y la destrucción. El gobierno cubano pasó décadas subvencionado por los rusos, y en lugar de desarrollar la industria agropecuaria, diversificar la industria azucarera hacia los derivados: alcoholes, etanol, y otros productos, han dejado destruir los campos, la ganadería y los centrales azucareros. De una economía monoproductora (industria azucarera) Cuba ha involucionado a no producir casi nada, utilizando actualmente sus recursos para comprar en el mercado exterior el azúcar necesaria para satisfacer el consumo de la población de 11 millones de habitantes.

Es necesario que Lula realice ésta misión de mediación democrática, y sobre todo, que se reúna con los opositores pacíficos entre los cuàles también hay economistas como Martha Beatriz Roque Cabello y demócratas como Oswaldo Payá, Vladimiro Roca que están al tanto de la situación de devastación económica del país y tienen otro ángulo y perspectiva de la misma.

Y por qué no pedir a Lula Da Silva que delegue en alguien la reunión con los prisioneros políticos y comprobar el estado de salud, o visitar a Orlando Tamayo Zapata que está en estado grave en un hospital tras una huelga de hambre. Es lo que hizo la entonces esposa de Nicolás Sarkozy, Cecilia Ciganer Albéniz cuando visitó en Libia a las enfermeras búlgaras que esperaban la muerte tras una acusación y sentencia injusta,  con ésta mediación fueron salvadas de una ejecución. Sarkozy tuvo que soportar en París las payasadas del presidente libio pero salvó las vidas que era lo más importante. ¿Por qué España no ha utilizado la mediación, por qué figuras públicas, intelectuales, políticos y artistas  no han levantado su voz en conjunto a favor de la libertad y de la vida de los prisioneros políticos cubanos?

El problema de Cuba es el del sistema político y económico obsoleto que no reconoce las libertades indispensables para la producción de riquezas, progreso y bienestar. El experimento político es la prueba del desastre económico  y social que ha generado violencia y terror de Estado, represión, el envejecimiento de la población, la fuga de los jóvenes en una emigración desesperada lanzándose al mar, a la haitiana, es ésta la realidad social y económica de una dictadura militar que dura más de medio siglo y que ha generado pobreza y miseria. En Cuba no ha sucedido un desastre natural que ponga ante las cámaras y televisiones del mundo la miseria en que sobrevive la población. El desastre cubano, la catástrofe, ha sido política.

Sin propiedad privada, sin mercado libre, que es el que regula la oferta y la demanda, la economía no puede funcionar con eficacia y por tanto la justicia social seguirá siendo una promesa convertida en dictadura. Oswaldo Payá  ha impulsado un proyecto de cambio constitucional con el Proyecto Varela. Sin una Constitución que respete las libertades de la democracia contemporánea (libertad de expresión, libertad de prensa, libertad de asociación y de empresa) y que reúna a todos los cubanos, sean cuàles sean sus ideologías, el proyecto de país, de desarrollo y progreso seguirá siendo una quimera. Seguirán las deudas, las peticiones de créditos, subvenciones y ayudas a un estado totalitario ineficaz en lo económico y represivo en lo político y social. Europa del Este hace veinte años desmontó el sistema socialista de economía cerrada, rígida y planificada y las correspondientes dictaduras comunistas. Sin democracia real, el estado de derecho y el progreso son una farsa.

©2010 Maite Díaz

Anuncios

2 Respuestas a “Cuba. ¿Negociará Lula Da Silva la Libertad?

  1. Negocio es negocio, Fidel negoció con Pinochet y con Franco, EEUU negocia con China y Venezuela, Los judíos pudientes negociaban con los nazis, no entiendo tu postulado.

    Me gusta

  2. Esas informaciones sobre los judíos pudientes que negociaban con los nazis no sé en qué se basa usted. Demuestre con hechos.

    Precisamente la persecusión de los judíos fue para arrebatarles a los que tenían negocios sus propiedades. Que hayan logrado escapar los que tenían dinero, es posible que pagaran falsos documentos para escapar y los pasajes eran caros para salir hacia América.

    Pues entonces no hay ninguna diferencia, y que no nos disfracen más “los negocios” por el bien de la humanidad y la sociedad perfecta. La diferencia es que Franco y Pinochet dejaron economías sanas y desarrollaron el país industrialmente. El caso de Castro es el de un desastre económico, nunca Cuba ha sido más pobre.

    Y no me sirve que Estados Unidos comercie con China porque lo hace también con Cuba, y Franco nunca rompió relaciones con Cuba.

    Mi postulado es muy simple, se basa en la cosntatación de medio siglo de ruina económica, corrupción, ineficacia y falta de responsabilidades políticas.

    Durante años recibieron subvenciones millonarias de los rusos y la industria cubana está destruída porque el sistema político comunista no funciona económicamnete y se mantiene en el poder sacrificando las libertades de los ciudadanos.

    Además de la represión y la falta de derechos. En 1989 el premio nobel SAJAROV enunció algo muy simple con su claridad científica aplicada a la sociedad: “la seguridad internacional se basa en el respeto de los derechos humanos universales.”

    En CUBA se violan todos los días pràcticamente todos. Y una democracia como Brasil debe exigir el cambio democrático en Cuba, es su responsabilidad desde el punto de vista político porque ofreciendo créditos está subvencionando un régimen que no respeta los derechos mínimos de los ciudadanos. O es que usted ve positiva la sociedad feudal esclavista china? Donde no hay ningún derecho para los trabajadores que son explotados como esclavos.
    Y ese es el modelo asiático que pretenden imponer en un país con otra cultura y otra realidad histórica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s