Francia. La burka y la identidad nacional a debate

Brive-la-Gaillarde, verano del 2008.      ©2008 Maite Díaz

El debate sobre la burka en Francia se mantuvo ayer en los primeros minutos del diálogo entre: Jean François Copé, presidente en la Asamblea del grupo parlamentario de la UMP, alcalde de Meaux y François Hollande que fuera secretario del PS y actualmente diputado por Corrèze.

Sobre la necesidad de prohibir el uso de la burka en el espacio público, los dos políticos estuvieron de acuerdo, sin embargo, las diferencias entre los dos planteamientos quedaron claras en cuanto a la manera de dar una solución al asunto. Copé describió el tema como un problema entre franceses, pues la mayoría de las mujeres “veladas” son francesas, no son inmigrantes como leo a menudo en comentarios en la prensa española. Por tanto, Copé insistió en la vía de una iniciativa legislativa para solucionar el problema, la concepción de una ley estableciendo con claridad la prohibición. François Copé aseguró que su grupo político ha realizado encuestas, se ha reunido con el Consejo del culto musulmàn en Francia y que ésta costumbre no es en absoluto religiosa, insistió en que el uso de la burka es una práctica del islam extremista utilizada para establecer una relación de fuerza con la República.

La laicidad es un valor mayor de la República que no prohibe las religiones ni su culto pero establece unas reglas de convivencia para vivir en el espacio democrático: “el respeto del que quiere ejercer su culto en el respeto del otro” ha resumido Copé. Hollande estuvo tratando de justificar la espera desde la necesidad de reunir el consenso, realizar las constataciones primero, para luego tomar las medidas. Copé insistió en que éste asunto es un problema que necesita una solución de urgencia que sea eficaz, la formulación y aprobación de una ley. En la discusión evocó la ley sobre la prohibición de los símbolos religiosos en las escuelas, que, en su momento, también había provocado tibiezas, sin embargo, fue establecida y aceptada por el conjunto de la sociedad, lo que constata que no se puede tener miedo a plantear los problemas y a llamar a las cosas por su nombre. En el análisis de éste problema, en el que está en juego el respeto de la mujer y su dignidad, los valores de igualdad entre mujeres y hombres, la burka es un símbolo religioso de dependencia que limita las libertades y en Francia se ha convertido en un símbolo que expresa una voluntad comunitarista que genera exclusión y segregación de la mujer. Ademàs se habló también de un problema de “seguridad” y de orden público, así como està prohibido andar desnudo por la vía pública, andar enmascarado es una manera de ocultarse que puede ser utilizada con fines que atentan a la seguridad de la sociedad en su conjunto, siguiendo ésta lógica no es posible banalizar ésta situación, señaló Copé. Los dos políticos estàn de acuerdo que la burka es algo inaceptable pero Copé fue directo en la necesidad de ser firmes y de actuar con eficacia en un asunto en el que, los valores de la República no pueden tener miedo de expresarse porque sería un signo de debilidad.

Luego el debate continuó hacia el tema que lleva meses de discusión en la sociedad  y que ha creado un diálogo entre la derecha y la izquierda francesas. En los círculos críticos de lo que se ha dado en llamar: ‘sarkozysme’, se ha utilizado también para plantear una posible manipulación política de Sarkozy preparando el terreno para las próximas elecciones regionales en marzo del 2010 y con perspectivas desde ahora para las presidenciales de 2012. El tema esperado ha sido la identidad nacional. El debate debe terminar a fines de éste mes, el jueves próximo el ministro de la inmigración y la identidad nacional, Luc Besson se presentará en la televisión francesa.

Para François Hollande el debate es necesario para reunir a la sociedad francesa, pero en su opinión no ha sido organizado de manera correcta. Piensa debió ser el presidente de la República directamente, no los responsables de departamento, en éste caso “les préfets” organizados  y orientados desde un Ministerio de la inmigración y la identidad nacional,  expresó ademàs su deseo de eliminar éste ministerio. En ésto pienso que su argumento es razonable conociendo la historia de Francia, y sobre todo, la historia reciente en relación a la complicidad y participación directa de la administración francesa de Vichy en el holocausto. Éstos hechos no se pronunciaron durante el debate, pero es una realidad histórica que en los últimos años ha recibido una atención especial de las autoridades políticas francesas. Jean François Copé hizo un recuento de los últimos cuarenta años de la historia de Francia, la culpabilización del estado francés por la guerra, la colonización y la descolonización, màs el silencio sobre temas sensibles con los que ninguna corriente política se ha atrevido a organizar una discusión. Calificó de humanista el debate sobre la identidad nacional,  una invitación a la reflexión sobre el significado de “vivre ensemble” compartiendo los valores que se establecen en la sociedad, a su vez,  insitió que éstos valores comportan derechos pero también deberes de los ciudadanos. Hollande  habló del servicio cívico de tres meses, una iniciativa que permitiera a los jóvenes trabajar en alguna tarea de carácter social. Copé en  un momento hizo un chiste sobre Hollande y el politburó, aunque celebró ésta iniciativa socialista,  yo no pude dejar de pensar en el servicio social de dos años que hacíamos en La Habana al terminar los estudios en la universidad.

En cuanto al tema de la identidad nacional desde el punto de vista sociológico, Copé insistió en la oposición entre la ciudad y el campo. Las ciudades como centros más cosmpolitas y confrontados al fenómeno de la inmigración y todos los problemas sociales que se producen y que es necesario anticipar. En su opinión el derecho al voto de los extranjeros en las elecciones regionales sin derecho a votar en las presidenciales es un absurdo. Lo lógico es favorecer la naturalización de los extranjeros que llevan un período de tiempo suficiente viviendo en Francia, facilitar el acceso a la nacionalidad francesa està en proporción al deseo de participación en la sociedad, para Copé el derecho al voto es un derecho democràtico y el reconocimiento a la decisión de formar parte de un proyecto como ciudadanos. Hollande planteó sobre éste tema que habría que hacer una consulta y con el consenso de la mayoría decidir si la Constitución debe ser cambiada en referencia al punto del derecho al voto a los extranjeros.

Sobre el tema económico discutieron en relación a la deuda, el plan de pensiones que afronta serios problemas deficitarios, la edad del retiro a los 60 años. La necesidad de fusionar la administración de los consejos regionales y departamentales que generan gastos innecesarios, la descentralización. Los impuestos que en la opinión de Hollande necesitan una reforma pues hay 1000 contribuyentes de los más adinerados que reciben del estado cada año un cheque de 368 000 euros. El célebre bouclier fiscal o cadeau fiscal creado por la administración de Sarkozy  para evitar la fuga de las grandes fortunas a los paraísos fiscales o a países donde los impuestos son màs bajos que en Francia. La izquierda ha planteado la lógica de elevar los impuestos a las màs grandes fortunas. Copé no està de acuerdo y plantea que los beneficios del patrimonio inmobiliario se sometan a una revisión y subir el porciento, pero no hacerlo sobre el patrimonio inmobiliario. Tantos chateaux y grandes palacios y residencias deben producir grandes beneficios pues muchos son museos y lugares de gran atractivo turístico, convertidos en hoteles y espacios de descanso con servicios de lujo y que atraen el turismo de las grandes fortunas. Sarkozy ha insistido en que no elevarà impuestos y que su administración trabajará en racionalizar los gastos administrativos y el cuerpo de funcionarios del Estado, en su opinión,  numeroso y costoso a la administración.

La identidad nacional, es el tema que, según Hollande ha sido lanzado por el gobierno Sarkozy para entretener a los franceses y desviar la atención sobre los problemas graves de desempleo, fuga de empresas a lugares donde la mano de obra es más barata y no existen las cargas sociales obligatorias en Francia, ademàs de la caída del dólar que afecta gravemente la industria turística francesa y las exportaciones.

Hollande se proclama candidato para las elecciones presidenciales de 2012 por el Partido Socialista, al final de su intervención elogió a Sarkozy que ha sabido reunir a la derecha en torno a un partido y un programa. Añadiría que lo ha hecho con el riesgo de la apertura a la izquierda que ha sido tan criticada por la derecha y los miembros de su propio partido. Sarkozy es un político que ha decidido gobernar desde sus convicciones de derecha pero dialogando y aceptando también las ideas y el talento personal de los políticos de izquierda que ha sumado a su gobierno. Algunos políticos como Cohn Bendit han expresado en entrevistas que la ambición controladora y el ego del presidente Sarkozy impiden el trabajo eficaz de hombres como Bernard Kouchner. Los hostiles a Sarkozy lo comparan con Louis XIV o con Napoleón describiendo su mandato desde las derivas cortesanas del poder. Quizàs tengan razón, el rey y el emperador son dos símbolos que lograron unificar y reunir a los franceses.

©2009 Maite Díaz

Anuncios

3 Respuestas a “Francia. La burka y la identidad nacional a debate

  1. roxana orantes córdova

    ¿Serás la misma Maite de Hermanas Giralt en los setenta?…¿La amiga inseparable de Karelia?…si es así, soy Roxana la guatemalteca, espero que me recuerdes, me gustaría muchísimo comunicarnos.
    Comparto tus ideales libertarios y te felicito por tus pronunciamientos para la libertad de nuestra querida Cuba, subyugada por una dictadura que perdió la razón.
    Abrazos Maite, escríbeme para conversar sobre amigos comunes y sobre qué fue de nuestras vidas.
    Recuerdo ir a tu casa del Vedado de visita, donde comíamos revoltillo de huevo y tomábamos vino…tendríamos unos 10 años.

    Me gusta

  2. Hola Roxana,

    qué alegría te había contestado en otro mensaje pero no tenías correo. Me ha hecho gracia tu recuerdo en La Habana, lo del revoltillo de huevo es seguro que lo comeríamos, pero el vino, no lo creo, en aquellos años sería sangría con nuestras edades… los alcoholes vinieron màs tarde.
    Abrazo y te escribo por mail, feliz año para tí y tu familia

    Me gusta

  3. A mí también me da gran alegría y sí tengo el recuerdo de que la primera vez que probé el vino fue en tu casa, donde siempre había viña 95 (riquísimo) ¿qué fue de Karelia y de tantos otros?.
    Yo te cuento que ya soy abuela, mi nietecito acaba de cumplir un año. También quise dedicarme a las artes plásticas pero terminé en el periodismo y ahora trabajo en una oficina del gobierno aunque no como burócrata, tengo un trabajo bastante interesante.
    Espero que me respondas a mi correo para conversar sobre nuestra infancia y mandarnos fotos, recientemente mi hermana Patty ¿la recuerdas?, encontró a otras amigas, Andrea Onetti, una uruguaya que vive en España y Vivian León, cubana que se fue a Francia si no me equivoco. Sería lindísimo reunirnos por esta vía para ver qué fue de todos y todas aquellos niños que cantábamos: pionero sooy de corazooó….n. Un fuerte abrazo y espero tus noticias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s