Frédéric Mitterrand y el derecho a escribir

El programa de Michel Drucker éste domingo, en France 2, fue una presentación de Frédéric Mitterrand, su familia, la historia de su relación con su tío, el ex-presidente francés François Mitterrand. Su trabajo en el Ministerio de Cultura, una jornada tipo: levantarse, tomar un café en une brasserie de su barrio, leer los periódicos, y luego, en moto, llegar a las oficinas y comenzar una jornada de vértigo, visitas a la embajada de Polonia, entrevistas con artistas como Milos Forman. Desplazamientos a chateaux como el de Compiégne o el de Pierrfonds a cincuenta kilómetros de París.

Su trabajo en el cine y, sobre todo, en la televisión, medio en el que es una voz célebre y, al que considera un instrumento útil culturalmente, una ventana abierta al mundo. Defendió la televisión pública, el desarrollo de la televisión digital como forma de diversificar las posibilidades de oferta cultural audiovisual.

Uno de sus compromisos con el gobierno y el presidente Sarkozy, como ciudadano y como Ministro, es la Ley contra las pràcticas piratas en internet , un espacio que debe ser regulado para que los derechos de autor sean respetados y permitan a los artistas y creadores continuar desarrollando sus actividades creativas; hizo una apuesta con Michel Drucker, asegurando que en seis meses no se hablarà màs del tema y las regulaciones seràn aceptadas y comprendidas. En el fragmento de su discurso en la Asamblea, recordó cómo Edith Piaf cada vez que cantaba una canción, mencionaba a los autores y dijo como resumen que el talento era también:  la generosidad. Invitaron a artistas, cantantes, Amanda Lear que casualmente actúa en una pieza que se titula: “Panique au Ministére” resultó la nota humorística en medio de la crisis mediàtica, provocada en principio por su protección a Polanski.

Sobre el libro “La Mauvaise Vie”, recordó que hace cuatro años tuvo un gran éxito, y que es un libro que condena la prostitución y la pedofilia,  fue una obra en la que  se planteó describir el “estado del mundo” y que “no se hace buena literatura con buenos sentimientos”. Resumió que su libro es un testimonio honesto, sincero, que no descarta la ficción y que lo que es algo moche, (feo) es la manipulación política que se ha hecho -tras l’affaire Polanski- de su libro, citando fragmentos fuera de contexto. Sobre éste asunto dejó claro que su posición en tanto que Ministro de Cultura era proteger a los artistas, y que Polanski no estaba por encima de la ley, pero tampoco por debajo por lo que considera necesario darle la oportunidad de tener un proceso justo.

Es increíble escuchar a los políticos franceses o hombres públicos, porque Mitterrand se definió, no como un hombre político, sino como un miembro de la sociedad civil, y que esa appartenance le permite expresar una verdad que falta en el mundo político. Un periodista lo emplazó en su falta de defensa de los derechos fundamentales en Túnez, donde tiene una casa y es un país con el que mantiene una profunda relación desde la infancia. Defendió  su actitud de espectador diciendo, que  se mantenía fiel a sus amigos y les protegía con el hecho de continuar visitàndoles. Hubo un intercambio en el que el periodista le dijo utilizar la langue de bois al enjuiciar los problemas políticos de Túnez, donde los partidos políticos de la oposición son ilegales y la libertad de prensa no existe.

Luego en el telediario de la noche entrevistaron a miembros de la izquierda fundamentalmente. El portavoz socialista, Benoît Amoun fue muy criticado por hacer declaraciones sin ninguna prudencia, funcionando como portavoz de los propósitos de Marine Le Pen, secretaria del partido de extrema derecha, Front National. François Hollande y Ségolène Royal tuvieron màs o menos las mismas respuestas, argumentando que la responsabilidad es del presidente de la República, Nicolàs Sarkozy que mantiene su apoyo y confianza a Mitterrand para que continúe su trabajo como Ministro. Entre la emisión biogràfica y las opinones de la izquierda que fueron recogidas, parece que después de una semana de panique au ministère las aguas retoman sus cauces.

En la emisión se habló de subvenciones, saupoudrage…d’argent, bien sûr, en el tema cultural, en el teatro por ejemplo, y Mitterrand puso el acento sobre un presupuesto generoso con el que se pueden hacer muchas cosas, y, ademàs, sobre la iniciativa privada francesa, el mecenazgo de empresas, las asociaciones o las personas de fortuna que han hecho cosas increíbles como la fundación de un Museo privado francés en el corazón de Venecia. Se refirió a la instalación de la colección de arte contemporàneo de 2500 piezas del coleccionista François Pinault, en el Palazzio Grassi. En la imàgenes entrevistaban a Pinault que estuvo negociando la instalación en Boulogne, en la antigua fàbrica de Renault, pero según Mitterrand, los franceses no supieron retenerlo. Recuerdo que en su momento las negociaciones y exigencias burocràticas para los trabajos necesarios eran muy lentas, y Pinault explicó a la prensa que en un proyecto personal estaba el tiempo real de la vida de un hombre, y que él no quería esperar para concretar el poder abrir su colección al público. En el Palazzio Grassi, ondeaba la bandera bretona, Pinault es breton, entonces le preguntaron a propósito de la bandeera y dijo que los bretones habían tenido relaciones con Venecia desde hacía muchos siglos, y sonrió diciendo que lo de la bandera era un guiño sin trascendencia que no había que buscar nada, màs allà.

©2009 Maite Díaz

Anuncios

Una respuesta a “Frédéric Mitterrand y el derecho a escribir

  1. Pingback: Frederic-Mitterrand-y-el-derecho-a-escribir : Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s