Francia. Celebración del aniversario de la Revolución francesa y los rituales de fuego

dammartincorbie14jillet
Espectàculo por el aniversario de la Revolución francesa, 13 de julio de 2009.
Dammartin en Goële. ©2009 Maite Díaz

Desde el año 2005 sigo con atención la violencia urbana que se desarrolla en París, Lyon, Marseille o Lille y sus periferias próximas. Las citas de los violentos se organizan en fechas señaladas como el fin de año y en las fiestas de celebración de la República. Unos «rituales de fuego y destrucción» como expresión del descontento social. Un fenómeno ligado a la inmigración y a la inadaptación de una población -en teoría francesa-, de tercera o segunda generación que se siente excluída de las oportunidades que brinda la sociedad. Son barrios algunos verdaderamente deprimentes. Construídos a partir de los años 60, con la premura por resolver una residencia digna a los emigrantes en su mayoría de origen español, portugués y argelino que se hacinaban en aglomeraciones marginales a las afueras de las grandes ciudades. Estos emigrantes primeros, han abandonado éstos barrios. Muchos españoles a la llegada de la democracia decidieron regresar. Otros se han convertido en clase media. La comunidad portuguesa es la mayor comunidad de inmigrantes en Francia, entre emigrantes y descendientes suman màs de medio millón.

En estos barrios, la violencia puede definirse desde una estética dura de una arquitectura pobre que ha construído aglomeraciones baratas sin ningún planteamiento estético o urbanístico. Los edificios parecen màs bloques de una prisión que ciudades europeas. Durante los últimos años se han concebido planes de reurbanización para abrir éstos barrios. Muchas torres y barras de apartamentos han sido demolidas para reinsertar la población en otros espacios. Así comenzó la batalla de la llamada «mixité sociale» que en banlieu es muy difícil organizar debido a los choques culturales complejos entre poblaciones de confesiones religiosas extremistas como el islam radical.

La composición étnica es fundamentalmente de origen àrabe o del Africa negra con una mayoría de confesión musulmana. El paisaje para una mujer occidental es deprimente. Una gran cantidad de mujeres, jóvenes y niñas se mueven en el espacio público veladas totalmente, -a algunas solo se le ven los ojos-, otras llevan el foulard que cubre sólo la cabeza, como si los cabellos fuera necesario proscribirlos por impúdicos, como si la mujer no tuviera derecho a seducir. El machismo cultural de pueblos para los que la mujer debe moverse en el espacio privado y si lo hace en el espacio público, debe llevar la marca de «la decencia», entendida desde la represión del control y de la ocultación.

En París la violencia se concentra en los barrios màs populares donde el porcentaje de inmigrantes es mayor y también la pobreza, aunque nunca en las proporciones que alcanza en los departamentos que conforman l’Île de France. Al norte de París se encuentra el 93, el célebre y conflictivo departamento Seine-Saint Denis. En el antiguo centro medieval de la ciudad se conserva la catedral donde estàn enterrados todos los reyes franceses, una realidad un tanto irónica. A veces me pregunto si ha sido el resultado del azar o una premeditación política que los restos del ancien régime, las tumbas de Maria Antonieta y Luis XVI que murieron guillotinados en la actual Plaza de la Concordia después de la Revolución, sean como una isla en medio de barrios que son la expresión de la descolonización y del proceso de globalización que se desarrolla en Europa a toda velocidad.

Ayer al regreso del espectàculo de fuegos artificiales que se celebra cada año en todas las ciudades y pueblos franceses para conmemorar la Toma de la Bastilla, el 14 de julio de 1789 ; y el comienzo de la Revolución francesa, me conecté a Le Monde y ya comenzaban a defilar las noticias en relación al «espectàculo» de fuego y violencia que organizan los jóvenes en los barrios llamados sensibles.

Este año, según las cifras recogidas en Le Monde a las seis de la mañana, contabilizaban 317 coches destruídos, veinte màs que el año pasado. Ademàs, entre los datos del resumen del ritual de fuego reivindicativo y destructor de los jóvenes, se cuentan agresiones contra las fuerzas del orden utilizando artefactos pirotécnicos como los morteros de los fuegos artificiales. Otros policías han sido heridos o han recibido atención médica, afectados por el ruido de las explosiones de éstos aparatos utilizados como armas. En Montreuil, un hombre que ocupaba una clínica abandonada para protestar por los altos alquileres en París y su periferia, al ser desalojados por la policía, perdió un ojo tras el impacto de una bala de caucho. Ayer se organizaron manifestaciones de protesta contra la violencia de la policía. En general es un hecho inusual que haya heridos entre los manifestantes. La policía francesa recibe órdenes rigurosas de no contestar las provocaciones que podrían degenerar en  enfrentameintos sociales, y que costarían –como en el 2005-  meses de violencia e inseguridad ciudadana.

Donde vivo la fiesta se desarrolló armoniosamente, estamos en la campagne. El espectàculo pirotécnico fue dispuesto entre los àrboles del parque y el estanque, -en el pequeño bosque de la Corbie- que està frente a casa. La celebración en ésta parte de la Gaule, tuvo màs de reunión druida en torno a los míticos robles -incluyendo la música celta- que de reunión política. La historia ha dejado su huella como valores ciudadanos a compartir. Una fiesta republicana en la que su contenido político resume màs ideales de partage que consignas, fronteras o signos identitarios enarbolados para excluir.

La música, un lenguaje universal, como el lenguaje de los pàjaros. La música y el fuego como energía vital. Las explosiones de colores dibujando durante segundos círculos de puntos luminosos, palmeras encendidas, espigas de luces. Incendiando de luz los eternos bosques. La belleza fugaz de lo efímero.

©2009 Maite Díaz

Anuncios

4 Respuestas a “Francia. Celebración del aniversario de la Revolución francesa y los rituales de fuego

  1. estuve presente en la celebracion de la independencia Francesa,vi el concierto de Jhonny halliday y posterior al concierto, los fuegos artificiales,solo puedo decir …que espectàculo màs fabuloso!!!no habia visto nada igual,y eso que he viajado mucho!!!
    solo tengo palabras de felicitacion a los organizadores de este magno evento!!una de las cosas que admiro de los franceses es el alto sentido que tienen de la belleza!!!
    felicitaciones siempre me vuelvo a mi pais ,llego con la sensacion de haber estado en un pais que se asemeja mucho al paraiso!! j’aime Paris!!!

    Me gusta

  2. Pingback: La Tour Eiffel cumple 120 años, la Revolución Francesa, 220. « Zoé Valdés

  3. C´est vrai, la France a oublié sa banlieue. C´est dommage… Paris est aussi La Seine Saint-Denis. Un blog très intérressant. Visitez moi.

    Me gusta

  4. Lo cierto es que yo soy la que estoy aburrida, porque hay que estar realmente ocioso para meterse los clavos que tu escribes, ya vez que a parte de aburrida soy
    autocrítica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s