CUBA Defensa del derecho a la libre expresión y a la libre información

Leo varios artículos en Penúltimos Días cuyo tema central es Yoani Sànchez. En el de Rosa Miriam Elizalde el discurso se camufla de explicaciones tecnológicas para atacar abiertamente con acusaciones  a la blogger independiente. Siento siempre gran curiosidad por los argumentos de los periodistas cubanos que censuran y se expresan en contra de una regla bàsica de su profesión: el derecho a la libre expresión. Como profesionales de la información constatan diariamente la existencia de la diversidad de opiniones sobre un mismo hecho. No es posible comprender éstas justificaciones, salvo, si aceptamos que en las dictaduras, el Periodismo no existe porque para que el periodismo ejerza, la Libertad es una condición indispensable.

La periodista  expone sus  argumentos hablando de las nuevas tecnologías desde el concepto territorial y sobre todo, nacionalista. La integridad del territorio (interior) «sagrado» y en el exterior, el enemigo. Lo increíble es que utiliza esta estrategia demagógica del poder de una sociedad cerrada sobre sí misma -para el que escribe- para aplicarla a Obama y su política de protección cibernética. Todo éste despliegue periodístico contra la blogguer es para justificar las medidas de prohibición del acceso a Internet desde los cibercafés a los cubanos de a pie. Simple represión cibernética. El enemigo exterior, el imperialismo yanqui  ahora navega por la Web. Eran de esperar éstas medidas represivas de la dictadura cubana, como respuesta al levantamiento de las restricciones a las conexiones vía satélite que anunció la administarción norteamericana.

Es reaccionario éste discurso. El único objetivo es controlar la libertad de Yoani Sànchez y de todos los potenciales internautas, que como ciudadanos de éste planeta, tienen todo el derecho a escribir lo que piensan y a informarse. Yoani Sànchez y el resto de escritores y periodistas, mantienen sus espacios de opinión contra la represión de sus derechos por el Estado. El Poder autoritario quiere tener el control total de la información y de su distribución, con el único fin de mantenerse en el poder.

Bien sabe la periodista que la Información es Poder. Los censores dosifican la información para los que no pueden conectarse y buscarla libremente en internet. Son como los monjes medievales dosificando el acceso a la lectura y al conocimiento. Sin recordar que podràn terminar envenenados -en éste caso-  por la impotencia que representarà la imposibilidad de control. Violan el derecho de todo ciudadano a estar informado con autonomía. El derecho a elegir una información de calidad, no la papilla que aparece en la prensa cubana.

El fenómeno blogger en Cuba no ha podido desarrollarse por la falta de tecnología y la censura. La represión y la prohibición estructuran las relaciones de los ciudadanos con el Poder en Cuba. Un periodista que escribe como reportero desde La Habana, Singapur o Albacete es justo y legal que cobre sus artículos. Esta ha sido la manera de funcionar desde que se creó la prensa y apareció el periodismo y se incluyeron los corresponsales en las pàginas de los diarios. Recordando a Paul Johnson,  el periodista inglés contaba que en la época de Shakespeare se escribían columnas desde Londres para mantener informada a la nobleza rural.

¿De qué vivió José Martí durante su exilio ? Cobrando de periódicos americanos, de norteamérica y de hispanoamérica.¿Por qué éstos argumentos torcidos?¿Quién le paga a ésta periodista por escribir éste artículo ?¿Por qué piensa tener màs legitimidad que Yoani Sànchez o que todos los periodistas independientes para informar sobre y desde Cuba? Porque escribe como vocera del Estado, pues entonces podría tener ese cargo de: porte parole del gobierno, pero no decirnos que su periodismo no es sectario, parcial y manipulado.

Hasta cuàndo vamos a tener que soportar leer éstos argumentos, pura propaganda partidista.¿Por qué no debaten las problemàticas que plantean en sus textos Yoani Sànchez, Claudia Cadelo, Reinaldo Escobar, Ivàn García y el resto de periodistas y escritores independientes?

¿Por qué éste grupo de escritores no pueden editar un periódico independiente en La Habana y venderlo al que lo quiera comprar o distribuirlo gratuitamente?

Los periodistas que escriben y responden a la línea editorial única del partido, deberían seguir hablando de los logros de la revolución. Los quintales de papas, y las superproducciones de malanga mientras mucha gente no tiene qué comer. No son posibles los reportajes sobre los centrales azucareros en Cuba, no hay tejido industrial, tampoco es posible entrevistar a líderes sindicales independientes como los que vivieron en  la época republicana en los años 40 y 50, sindicalistas como Aracelio Iglesias o Jesús Menéndez. Dos hombres que organizaban huelgas como Antúnez, que movilizaban a los trabajadores frente a los patrones, que podían conspirar y editar sus periódicos y sus boletines.

Es cierto que los asesinaron, pero tuvieron la libertad y la dignidad de poder expresarse libremente y asumir una responsabilidad política de contestación en su país.

©2009 Maite Díaz

Anuncios

5 Respuestas a “CUBA Defensa del derecho a la libre expresión y a la libre información

  1. Maite llegué a tu blog y llegué para quedarme. Un abrazo y gracias.

    Me gusta

  2. Bienvenida Margarita,

    A ver si te diseño una bandera. Un abrazo.

    Me gusta

  3. Realmente me da gusto que alguien con tanta entereza le responda al articulo de miriam elizalde. Es indignante que nosotros los cubanos del exilio, privados de la libertad de poder vivir en nuestra patria libre tengamos que soportar reportajes mediocres como el ella. Yo vivi 18 anos en La Habana y me gustaria saber si ella se esta comiendo el cable que se come mi pueblo, no lo creo, ha de ser titere del estado, y yo recuerdo los noticieros de Cuba, una pesadilla.
    Muchisimas gracias desde Los Angeles, CA

    Me gusta

  4. El derecho a la libre expresión en Cuba actual es tristemente una utopía. ¿que se puede decir ?cuando en La Habana en esta semana acaban de castigar, dejándolo sin trabajo, a un cubano Miguel Arencibia, al parecer militante del PCC y creyente del socialismo, por opinar en la red sobre las reformas necesarias en Cuba nada menos que en páginas de izquierda.
    Como diría un pie de caricatura “sin comentarios” y yo pregunto:
    ¿Hasta cuándo?

    Me gusta

  5. Pingback: Cuba. Contra el bloqueo interno: Yoani Sànchez y los bloggers « Fragmentos – Diarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s