La primavera

primaveraParque de La Corbie. Dammartin en Goële. Francia.       ©2009 Maite Díaz

Llega la primavera, y con ella, las flores silvestres. Entre la hierba, se organiza el orden natural que hemos aprendido en la manera de armonizar los colores, los amarillos y violetas complementarios, los verdes y las pequeñas hojas que dibuja la luz. La fuerza, la alegría de la vida en la fragilidad de la belleza de éste fragmento. Las texturas invitan a pasear detenidamente. La luz tenue màs que iluminar, acaricia los contornos y las hojas. El tronco poderoso entra silencioso en la tierra y la humedad lo cubre de musgo verde y suave. Una hiedra crece aferràndose a su costado. Las hojas muertas después del invierno, van fundiéndose oscuras y desapareciendo en la tierra, como las fuertes raíces del àrbol que debe tener màs de doscientos años. Quizàs estaría aquí durante la revolución, en el jardín a la inglesa, creciendo como un retoño, a la altura de los pequeños puntos de colores que se encienden y se apagan cada año.

©2009 Maite Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s