Memorias de La Habana V

mandolinascasturiano

En el Centro Asturiano de La Habana, grupo de la escuela de música del centro. El cuño del estudio fotogràfico: Solis y Cia. Fotografía. Belascoaín 61 o 613, el último número no es legible, el viejo teléfono A 2690.

La música recorre la foto silenciosa. Casi todas miran a la càmara, son en total cuarenta y cuatro entre niñas y jóvenes. Mi abuela, la segunda de izquierda a derecha en la tercera fila mira fuera del cuadro hacia la derecha, una de las jóvenes cruza la línea de la mirada y otra pequeña parece estar fuera del espacio. Casi todas llevan mandolinas salvo las que tocan un contrabajo, un triángulo, un tambor, una pandereta y dos o tres violines. Hay una niña en la primera fila que lleva algo entre las manos que parecen castañuelas. Mi abuela nació en 1898, en la Plaza de la Catedral, en el Callejón del Chorro, donde dicen hubo una fuente que abastecía de agua a la ciudad. La foto debe ser del año 1910 en los salones del Centro Asturiano donde estaba el colegio donde realizó todos los estudios generales y los estudios de música: piano, solfeo y mandolina.

La fotografía tendrà pronto cien años. Supongo todas han muerto, las sales de plata han conservado ésta imagen y podemos pensar las historias de cada uno de los personajes que se prodigan en la imagen, hilar los finos hilos que tejieron sus vidas. Si alguna viajó a Italia alguna vez, buscando las melodías mediterràneas, si pasearon por Nàpoles o por Barcelona de donde habían llegado sus padres, o si sus vidas transcurrieron tranquilamente entre las calles de una Habana elegante y próspera que acogía cientos de emigrantes y de aventureros buscando fortuna. Escucho el concierto para mandolina de Vivaldi, la música como un diàlogo con el agua, las mareas, las olas rompiendo en el malecón, y la espuma dibujando las rocas y quedàndose atrapada.
 
Concierto para Mandolina de Antonio Vivaldi. Primer movimiento. Solista Detlef Tewes y la Orquesta de Ettingen.

Los viernes nos íbamos un grupo de amigos a los conciertos de música de càmara en el patio del Palacio de los Capitanes Generales, en la Plaza de Armas. Había una yagruma enorme que iluminaba sus blancas hojas contra el cielo oscuro de La Habana. La camerata Brindis de Salas tocaba piezas de Bach, Vivaldi, Villalobos y compositores cubanos. La música recorría las piedras de los muros y se diluía en la suavidad marina que llegaba desde la bahía. A veces cuando escucho a Bach, recuerdo las hojas encendidas de la yagruma del jardín y la noche en la plaza, sentados en los bancos de màrmol, el aire oliendo a salitre y brea, o en el Mesón de la Flota, o en el Bar La Mina comiendo semillas de marañón tostadas. La plaza comenzaba a animarse y podíamos comer y beber vino entre una escenografía de marineros y piratas, decorada con armas antiguas y toneles ennegrecidos con falsa brea. Corsarios y piratas de una noche, entre el olor de los jazmines y los cantos negros en los solares del barrio.

©2009 Maite Díaz

Anuncios

5 Respuestas a “Memorias de La Habana V

  1. Querida Maite, todos los días anoto en un papel que tengo al lado de la computadora los blogs y sitios hechos por cubanas que ese día voy a revisar, y cuando se me acaba el “tiempo de máquina” y tengo que salir o dedicarme a labores hogareñas (sobre todo cocinar), veo que no entré a tu blog, ni al de Isis, Zoe, Kubalgie, Rosa Ileana, Connie, Belkis, Karin… Hoy por fin entré y quedé encantada con tus memorias y con las fotos, esa de cuando tu abuela en la escuela, con las mandolinas es sencillamente fantástica. Tu blog es muy refinado, como tu. Un abrazo, Tania

    Me gusta

  2. Muchas gracias querida Tania, tengo que añadir a mi blogroll a Belkis Cuza, a Rosa Ileana, Kubalgie, Aguaya, chez Isabella…somos muchas cubanas que escribimos blogs…qué felicidad ! Quiero hacer algunos cambios y organizar mejor me he comprado un libro de wordpress. Ah ! la cocina !!! que disfruto mucho también, lleva tiempo, hay que organizarse. Gracias por pasar y dejar éste comentario que aprecio especialmente. Un abrazo, Maite

    Me gusta

  3. Descubrí tu blog por casualidad y vi la foto que has colocado de tu abuela, tomada en el Centro Asturiano de La Habana por fotógrafos que tenían un estudio en la calle Belascoaín. Hace apenas unos días descubrí un artículo por el periodista Oller Oller en el cual mencionaba que mi abuelo Amador Vales González, fotografo de Bohemia, era de origen canario. Siempre supe que mi abuelo era de origen español, pero no sabia que era canario. Te hago esta larga historia para decirte que mi abuelo tuvo un estudio fotográfico en la calle Belascoaín casi esquina a Neptuno (no recuerdo el número de la casa). El estudio se llamaba Estudio Vales y su lema era: “Para carné y postales, foto Vales.” Estoy seguro de que muchas fotos de canarios y españoles de otras regiones salieron del estudio o de la cámara de mi abuelo. Te incluyo el “link” con el artículo antes mencionado. Por supuesto que cualquier persona que pueda darme más datos de mi abuelo se puede poner en contacto conmigo.

    http://www.cubaperiodistas.cu/fotorreportaje/10.html

    Tienes un blog muy interesante y te deseo que lo sigas desarrollando con ese gusto y finura que te carateriza.

    Un abrazo,

    Frank (resido ahora en Suiza/Francia)

    Me gusta

  4. Una corrección: el estudio fotográfico de mi abuelo Amador Vales estaba en Belascoaín casi esquina a San Rafael. Perdón por el error geográfico.

    Un abrazo,

    Frank

    Me gusta

  5. I have to admit that i sometimes get bored to read the whole thing but i think that your blog can be an exception. Cheers !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s