CUBA la Isla (im)Posible 1998-2009

expoislafutura1

Catàlogo de la exposición “La Isla Futura”. Arte joven cubano. Fundación Antiguo Instituto. Gijón, Asturias, 1998

Recuerdos de “la Isla Pavorosa” en Gijón

Para Juan Abreu

Juan Abreu ha escrito una carta abierta sobre el evento que se desarrolla en Barcelona  en la Casa de América. Juan Abreu se opone a la participación del escritor cubano Senel Paz, firmante de la carta de condena a la pena de muerte de tres jóvenes cubanos, que intentaron escapar de Cuba en el año 2003 secuestrando un barco. De todos es sabido que la salida de Cuba por vía legal es  imposible, està regulada y prohibida arbitrariamente por la dictadura. Fidel Castro en una manipulación totalitaria circuló una carta entre “los intelectuales” para no quedar ante la historia como único responsable de la atrocidad.

En un evento sobre Cuba después de cincuenta años de farsa, de silencio y tergiversaciones, lo importante es decir la verdad, “dialogar” y ser escuchados. Son las bases de la libertad y la democracia. La oposición cubana dentro de la isla està silenciada. No participar, ni favorecer el diàlogo es repetir las condiciones totalitarias de Cuba y continuar la lógica de silencio de la dictadura, el ninguneo y  el ostracismo.

No sé durante las ediciones anteriores qué imàgenes habría sobre los últimos 50 años de “Cuba y su revolución” en la Casa América de Cataluña, pero dudo que fueran muy diferentes a las que siempre se han exhibido. Los invitados de la oposición deben presentar las imàgenes que se ocultan sobre la realidad cubana, las fotos de Antunez en huelga de hambre y ocuparse  que sean conocidas.

Nos guste o no, ese engendro totalitario, el castrismo, (como el franquismo, el nazismo, el estalinismo, el maoismo) ha sido la realidad cubana como fenómeno de masas del último medio siglo. Todos lo hemos vivido, sufrido y de alguna manera ayudado a sostener; unos màs que otros, con grados de responsabilidad en directa relación con las actividades y cargos desempeñados por cada cual, el que los haya tenido y disfrutado o simplemente haciéndole el juego para sobrevivir. Hasta que los cubanos no asumamos eso, y muchos continúen como Fidel Castro echàndole la culpa al otro, el chapoteo infinito seguirà y con ello seguiremos en la irresponsabilidad civil que ha llevado al país a ésta catàstrofe social, política y económica. ¿De quién ha sido la culpa del engendro ? ¿ Cuàntos de los que hoy se oponen fueron parte de la maquinaria castrista, del sistema de propaganda? ¿Cuàntos de los que están en el exilio estudiaron con becas en el campo socialista por tener familias “integradas” y necesariamente militar en las organizaciones comunistas?

Rafael Rojas como historiador, està realizando un trabajo de investigación crítico para desmontar todo el aparato de propaganda que desde la prensa y los estudios oficialistas tergiversan la verdad y la historia de Cuba. Es importante que ofrezca una conferencia en Barcelona, que Jorge Ferrer hable de los desmanes y diga la verdad sobre los prisioneros políticos, sus condiciones deplorables, que María Elena Cruz Varela lea su poesía y brinde sus testimonios sobre las violencias sufridas, esté Senel Paz, Wendy Guerra o Abel Prieto en el foro. La dignidad de los prisioneros políticos, su coraje merecen que su realidad y su verdad sea divulgada y eso es lo màs importante.

En el año 1998 expusimos en Gijón un grupo de cubanos en una muestra bajo el título Cuba, la Isla Futura, entre los artistas se encontraba Juan Abreu. Yo no conocía a Abreu, pero recuerdo en Gijón Abreu nos enjuiciaba a todos, Martica la fotógrafo que llegaba desde México, otros artistas viviendo en Cuba (y nunca habíamos firmado apoyando la pena de muerte de nadie) Para Abreu el resto de expositores no  éramos “cubanos dignos” por no haber tenido la suerte de irnos durante el éxodo del Mariel o decidir cortar los lazos con Cuba, es decir con nuestra familia, de manera dràstica y definitiva. Yo ya había visitado Miami realizando una exposición en 1994 donde, como si estuviera en una asamblea de la UJC (en la que nunca milité) me habían “exigido”« definirme y dar el paso al frente » con el mismo énfasis totalitario que había tenido que sufrir en Cuba, donde logré mantenerme al margen, es decir, no militar en la UJC.

Casualmente, estàbamos vetados por “impuros”o “indignos” por la Sra Lliliam Llanes, directora de la Fundación Wilfredo Lam y organizadora de la Bienal de La Habana, que pretendió enviando una lista negra y  varios fax urgentes, pedir que los que estàbamos residiendo fuera y sin vinculación oficial no podíamos exponer. Para la Cuba totalitaria todos estàbamos en el mismo saco, discrimina siempre igual el totalitarismo de manera robusta y sin matices. En la lista estàbamos Abreu, Ballester y quien escribe, todo ésto lo supimos por Ivàn de la Nuez, curador de la muestra, que le dijo al curador de Gijón, Alberto Ruiz de Samaniego: o todos exponen, o nos retiramos. Todos nos habíamos puesto de acuerdo.El largo brazo de la dictadura que pretendió llegar hasta Gijón no pudo manipular a los curadores y funcionarios asturianos y expusimos todos. No he vuelto a ver a Abreu, hace 11 años, me gusta leerlo independientemente de que políticamente no esté de acuerdo con él en algunas cosas.

Sobre la paranoia de la seguridad del estado, y continuar con los espejismos y los fantasmas pienso es seguir haciéndole el gran servicio al castrismo. Durante 50 años el totalitarismo ha logrado seguir instrumentando y manipulando el odio estructurador como fuerza magnífica y la desconfianza. Jamàs se reuniràn los cubanos, creo es imposible reunirse y dirigir las energías hacia quién ha destruído y destruye el país, canalizando los esfuerzos sin protagonismos y centrándonos en lo esencial.
Desde que me fui hace casi veinte años, he sido una outsider y no me he plegado a nadie. He tratado de ejercer mi libertad individual que pasa por mi independencia de movimientos y la conservación de la familia, dos objetivos que el castrismo se ha empeñado en destruir con saña, aislàndonos y  logrando con éxito la división y la desconfianza.

Senel Paz asumió una responsabilidad política firmando la pena de muerte de tres jóvenes cubanos, dejàndose manipular por un estado y un método fascista, debe saberlo, debe saber que ello implica una responsabilidad moral y política, pero yo, no haría nunca como sus carceleros, jamàs lo fusilaría, ni con dos tiros, ni con el silencio.

© 2009 Maite Díaz

Anuncios

26 Respuestas a “CUBA la Isla (im)Posible 1998-2009

  1. Maite: tan sólo un detalle con respecto a ese proyecto. El curator fue únicamente Ruíz de Samaniego. Yo me limité a escribir mi texto y le recomendé a tres artistas exiliados que me parecía muy justo que estuvieran presentes, como así fue. Siempre he sostenido que la cultura puede tener su venganza en permitirse lo que no puede la política, y que la democracia tiene la suya en poder hacer lo que la dictadura no hace. Tampoco considero ilegítimo otro proceder.

    Me gusta

  2. Gracias por la precisión.

    Me gusta

  3. Mi estimada Maite, no suelo comentar críticas, especialmente si soy su objeto. Pero en este caso me gustaría precisar que el comportamiento del señor Ruíz de Samaniego en aquella ocasión fue impecable. También lo fue el de Iván, como de costumbre, pero Samaniego era el curador de la muestra. En cuanto a mi relación con los otros artistas la recuerdo cordial, especialmente una comida con Marta María en la que nos reimos mucho. No sé de dónde sacas eso de que yo calificaba a otros artistas de “cubanos indignos”. De haber sido ese el caso no habría participado en la muestra. Con el mayor respeto, eso es una total invención.
    Saludos.

    Me gusta

  4. Estimado Abreu: no he hecho ninguna crítica, he contado lo que sucedió en Gijón, lo que recuerdo de los dos o tres días que estuvimos en la ciudad.
    La mayoría de los artistas residía en Cuba de manera permanente, exponían y regresaban, y eran los artistas estrellas del Ministerio de Cultura estaba: Kcho, Garaicoa, Carlos Estévez y Oyarzàbal. Marta María no era “exiliada” y continuaba una relación profesional con las estructuras de promoción cubanas, también estaba Pujol, invitado a la muestra que es de la generación Peter Pan y que había regresado a Cuba para exponer en Casa de las Américas a fines de los 80. Estuvimos en la inauguración solo los que vivíamos en España y Martica que vino desde México. Garaicoa tras el montaje se había marchado a Suiza y el visado no le sirvió para poder regresar a Gijón a pesar que, Ruíz de Samaniego y los funcionarios asturianos intentaron que pudiera entrar una segunda vez en España.
    Marta María y yo la pasamos muy bien, estaba un escultor asturiano con el que nos fuimos de tapas por las sidrerías, pude ver a Posada, que regresaba a La Habana, tengo muy buenos recuerdos de Gijón.
    Es cierto que nos reímos mucho en una cena, que montamos juntos, y que la relación fue cordial. También recuerdo una conversación que tuvimos con el curador Ruíz de Samaniego un hombre encantador que complacía a todos y no creo sea fruto de mi invención, en realidad tengo muy buena memoria.
    Saludos, consérvate bueno, Maite.

    Me gusta

  5. Querida Maite.

    Dada la fama que me he granjeado por el hecho de seguir “soltera” y, además de eso, hablar y en público, y por la fama que otros me han dado y ellos sabrán por qué razones, lo que yo digo ni siquiera pasa por el frente de la iglesia ni mucho menos va a misa, ni siquiera al rosario que la antecede.
    La memoria es selectiva de forma natural, pero muchas veces es selectiva de forma provocada. Por lo general se habla en sentido figurado sobre verdades nada figuradas ni subjetivas. Yo hace casi 30 años que dejé Cuba pero recuerdo muy bien que ciertas cosas, premios, posiciones, carguitos, menudencias de la mediocridad, costaban lo suyo y había que venderlas muy bien. En esto no intervenía para nada el talento, sino tal vez todo lo contrario y sí era determinante la habilidad: no es lo mismo ser inteligente y sensible que ser listo. Toda carrera lleva su tiempo de consolidación, a nadie lo “descubren” por percepción irradiante de talento, a nadie le tocan a la puerta y le dicen mañana te coronamos como poeta nacional ni como el mayor exponente de literatura revolucionaria. Naturalmente sé que las cosas no son como eran antes cuando me tocó vivir y malvivir (las dos cosas) allí, y quiero pensar que a partir de algún momento (que puede ser plural) el talento por sí mismo comenzó a tomarse en cuenta. Quiero creerlo. Pero conozco gente de mi generación, muy valiosa, que sigue viviendo en Cuba en silencio. No publica en Letras Cubanas.
    Entonces yo no entiendo cuando desde fuera se habla de la indignidad de haber sido poeta o escritor reconocido en Cuba durante, al menos, los primeros 25 años de Revolución, y sin embargo por el hecho de haber publicado en las únicas editoriales (del Estado y por el Estado) (por supuesto no estoy hablando de los libros que fueron polémica) son avalados y consolidados en su curriculum intelectual. Me parece que algo patina. Tal vez todos los que han sido algo en Cuba comunista deberían hacer un congreso para destapar sus propias miserias y así comenzar desde cero. Sé que la bandada de oportunistas es más grande que la de los no oportunistas, pero a los segundos nos deben eso. Si no, Maite, sucede que como Juan Abreu en Gijón (y con quien no tengo nada que ver ni personal ni intelectualmente), me asiste todo el derecho del mundo a sospechar de todo el mundo, al menos de todo el mundo cubano.

    http://theplacewherenothingisreal.blogspot.com/2008/04/la-vida-en-el-laboratorio-agotamiento-o.html

    Me gusta

  6. Querido David,

    gracias por tu comentario. Creo que si para algo son beneficiosos los blogs es para intercambiar opiniones.
    Claro que es humano “desconfiar” de todo cuando has vivido una sociedad totalitaria y controlada, esa “enfermedad” està ya en los genes de los cubanos. En medio siglo seguro se han producido mutaciones para la supervivencia.
    También hay que tener la lucidez, siempre que sea posible para no reproducir lo mismo infinitamente.

    Me gusta

  7. Kcho, el kacho de artista de Fidel Castro, que le llama abuelito, etc… Maité, ¿y cuándo nosotros vamos a poder verter nuestras opiniones sin que nos pongan del otro lado a los que defienden la revolución, “ese bien mayor”? Cada uno de nosotros está en su derecho de no querer participar y de decirlo, de criticar, y de ponerse del lado que uno quiera. No creo en la ingenuidad de ese tipo de actividad. Y si no, ya me dirás. Ya veremos la foto del grupito, todos junticos, en aras de los fusilamientos y del bienestar del castrocomunismo. Qué pena, chica, cuánta mentira, cuánta desidia, cuánta vergüenza. Veremos si Jorge Ferrer hace una exposición en contra de Senel Paz, o en contra de Zoé Valdés y de Juan Abreu o de David Lago. Esto último seguramente le garantizará que lo sigan invitando a Casa de Amèrica Catalunya. En cuanto a Rafael Rojas, no es el único que ha hecho artículos sobre el tema. Antes que él lo hicieron ya muchas personas, entre ellas Leví Marrero, Roberto Fernández Miranda, y muchos otros, de donde supongo que Rafael Rojas habrá tomado la información, ¿no? Dicho esto, pareció y admiro la obra de este último. Pero me pregunto, ¿por qué no invita Casa de Amèrica a Roberto Fernández Miranda, por ejemplo, o a Roberto Batista, o a Carlos Alberto Montaner?

    Me gusta

  8. quise decir “aprecio”

    Me gusta

  9. Decir que condenar la presencia de estos individuos enemigos de la democracia y simpatizantes de la pena de muerte y de la dictadura es igualarse a ellos, me parece, estimada Maite, bastante tergiversador.

    Me gusta

  10. Hola Maite, no suy intelectual ni nada que se le parezca, estudio ingenieria informática, en la cujae.
    Hablar sobre Cuba es siempre polemizar y un montón de dimes y diretes apasionados. Te digo algo yo soy de la UJC, a la cual tanto rechazas, pero no importa es tu opinion y la respeto como debes tu respetar la mia. No creo para nada que puedas comparar a Cuba con el fascismo o el franquismo, esos regimenes eran la antítesis de la SOLIDARDAD, que Cuba practica hacia todos los pueblos de este planeta, sin pedir nada a cambio, eso es algo que unos no reconocen y muchisimos no soportan. Yo que todavia vivo aqui reconozco los montones de errores y como tu me opongo a la pena de muerte..pienso que ningún ser humano debe tener poder sobre la vida de otro…pero hoy en dia estamos en ese proceso para hacer una sociedad cada vez más justa, por favor no creas que te estoy dando un ¨teque marxista ¨, ni nada de eso entre en la juventud porque crei que podria participar mas en la vida politica y social de mi pais, cosa que me fascina, y hasta ahora no me he decepcionado. sobre el resto no te comento porque no tengo información suficiente, investigaré…………..
    Saludos………………

    Me gusta

  11. Estimada Zoé:

    El discurso de la violencia del totalitarismo es el que rechazo, “la verticalidad” y la anulación del otro por las razones que sean, son los métodos del castrismo, sino somos capaces de “dialogar” y discutir con argumentos, el insulto no me parece que nos llevarà a algún sitio, es lo que hacen desde el poder los que abusan, los abusadores cuando no tienen argumentos y fusilan cuando pueden con la pena de muerte, maltratan con las palabras, con el lenguaje y fusilan con el silencio condenando a escritores, intelectuales y artistas al ostracismo.

    La violencia verbal me recuerda al castrismo, me recuerda los mítines de repudio, las quemas de cuadros que viví en San Alejandro en el 80, para denigrar a alguien por pensar diferente, lo viví en 1980 a los 16 años y nunca formé parte desde el poder de ese sistema porque decir NO me parece indispensable.

    Respeto tus razones y las de Abreu aunque no las comparta y también tengo derecho a decirlo. En este caso ustedes hablan en términos políticos sobre Cuba, deciden y hablan en tanto que figuras públicas sobre temas políticos que nos atañen a todos, los de adentro y los de afuera y es lógico que haya debate y desacuerdos.

    Leo a Rafael Rojas y me parece un hombre inteligente y mesurado, algo que verdaderamente después de 50 años de discursos enloquecidos, golpes de pecho, y emoción y apasionamientos aprecio profundamente y agradezco.

    He leído a Rafael Rojas polemizar con La Jiribilla y las desacalificaciones, las faltas de respeto, los insultos vienen siempre desde allà.

    Alguna pedagogía tendremos que hacer por la democracia los que la disfrutamos y nos hemos acostumbrado a ver debates parlamentarios civilizados en Europa, y hemos visto convivir a la extrema derecha, la derecha, la izquierda y la extrema izquierda.

    Tu último comentario es una interpretación que has hecho. No tengo interés en tergiversar nada, me gusta la verdad y no me gustan las manipulaciones.

    Sobre por qué invitaron a Zoé Valdés y Rafael Rojas y no a Roberto Fernàndez Miranda o Carlos Alberto Montaner, éste último al que también admiro como demócrata y del que conozco sus escritos políticos, son decisiones de la institución catalana no sé en que criterios se basan para seleccionar a los invitados. Està invitada Maria Elena Cruz Varela escritora y expresa política, que sufrió violencias físicas y aceptó participar. Leo a Jorge Ferrer hace dos años y sus artículos y su blog son muy buenos.

    Me gusta

  12. Hola Yasel,

    Si le interesa leer sobre el totalitarismo le dejo un enlace en español:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Totalitarismo

    y otro en francés sobre Hannah Arendt

    http://fr.wikipedia.org/wiki/Hannah_Arendt

    Saludos.

    Me gusta

  13. Pero yo veo una diferencia muy clara: Senel Paz defiende la pena de muerte para un pobre diablo que se quiere ir en lancha. Maite Díaz no (supongo). dicho esto, qué tiene que ver el culo con las témporas? Es decir, ¿qué tiene que ver que Abreu critique a Senel Paz, con esa animadversión a cubanos artistas que tú refieres y él desmiente?

    Me gusta

  14. Anónimo,

    Creo es evidente en lo que he escrito que estoy contra la pena de muerte y contra la dictadura, y contra todas las formas de violencia.

    Lo que creo indispensable es la posibilidad de defender un espacio de democracia en el exilio, y discutir con argumentos, no con violencia y con insultos, o repitiendo el mismo discurso totalitario del castrismo.

    Es la palabra de Abreu contra la mía, pero en Gijón Abreu criticó (estableciendo juicios de valor y morales) a los que regresan a Cuba o mantienen una relación con las estructuras del Ministerio de Cultura que es el caso de la mayoría de los artistas que participaron en la muestra de Gijón.
    No fue un discurso, pero se crearon tensiones. Después se relajó el ambiente y sucedió la normalidad.

    Podríamos suponer que el espacio de la cultura debía poder permitir en Democracia lo que los políticos no hacen: REUNIR. No lo hacen sobre todo porque no les interesa, es mejor tener a todo el mundo dividido y peleàndose.

    Si en Barcelona existe la posibilidad de debate, por qué ese odio feroz? por qué no sentarse y discutir, desde el foro o desde el público aunque no te hayan invitado “oficialmente”? Qué es lo que estàn defendiendo y a quién ?

    Pero sobre todo, que es lo màs importante? El « acto privado de justicia digna » la venganza a un intelectual que representa al régimen o explicar a la opinión pública la realidad de la represión, confrontàndose a los intelectuales oficiales. ?

    Creo que no està claro, al menos no para mí, leyéndoles.

    No tengo nada contra Abreu, pero pensé que 11 años después estaría màs dispuesto para el debate sobre Cuba, cara a cara, limpio.

    Anónimo,
    Para la próxima me gustaría que se identificara, no suelo responder anónimos, me parece una cobardía no identificarse y cuestionar con una màscara lo que he escrito.

    Me gusta

  15. Pues creo que en cuanto a la exposición de Gijón, lo que se le puede echar en cara a Juan Abreu es que haya participado, porque decididamente no comprendo cómo después de la aventura del Mariel entre todo lo que se vivió en tierra cubana como lo que vivieron en un mar donde los tiburones se dieron un gran festín más lo que vivieron posteriormente como inmigrantes, no haya sido más consecuente con su propia historia. Si JA odia y está resentido es porque quizás tenga razones para ello, creo que eso es bastante humano. Pero con ese odio y ese resentimiento sólo se hace daño a sí mismo. A Senel Paz, Victor Casaus (que no sé por qué nadie lo nombra) y los que sean, les resbala las consecuencias que cargan otras personas en sus vidas. Ellos van a lo suyo, a sobrevivir por encima de todo y cuanto mejor mejor, y lo de firmar un panfleto aprobando el asesinato de unos infelices es simplemente lo público, lo que se ve de lo que no se ve. Estoy seguro que esa sentencia la firmó una gran parte del pueblo cubano a través de los cdr y las distintas organizaciones que todos conocemos y no pasa nada. En Cuba no pasa nada: se firma todo. Pero resulta que fuera de Cuba esos “compromisos” sí tienen peso, y estamos fuera de Cuba y esa disertación sobre no sé qué futuro de Cuba se realiza en Barcelona y no en La Habana (donde sería imposible, además) y la gente, toda la gente, tiene que saber que las firmas y las presencias comprometen.

    A mí acaban de invitarme al I Ciclo de Poesías Hispanoamericana nosequé y en la invitación dice que esas jornadas tendrán gran repercusión en varios países de América Latina, entre ellos Cuba. La única repercusión que pueden tener en Cuba es la oficial. Pues no participo y ya está. Más anonimato sobre el anonimato no va a provocarme una parálisis en las manos ni en el cerebro, pero me quedo tranquilo conmigo mismo.

    Me gusta

  16. Si Casa de América Catalunya fuera justa, cuando y/o donde dijeran que Mª Elena Cruz Varela fue firmante de “la carta de los 10”, deberían decir también que Senel Paz fue firmante del comunicado de los intelectuales cubanos consintiendo el fusilamiento de tres civiles que, inyectados por los cantos de sirena del imperialismo yanki, intentaban alcanzar el sueño americano.

    Me gusta

  17. Totalmente de acuerdo con David Lago González. En cuanto a Rafael Rojas, cuidado, le tengo muchísimo aprecio, es un amigo, lo he leído, y como con la mayoría de mis amigos tenemos diferentes maneras de pensar. Por ejemplo, a la hora de escoger en una lista de buenas novelas, él pone unas cuantas que yo ni siquiera ´le daría categoría de novela, y sólo una de Reinaldo Arenas, El mundo alucinante. Y eso es de alguna manera disminuir la obra de Reinaldo Arenas a una sola novela. Para mí el color del verano es nuestra Ilíada, así de sencillo. Por otra parte, nadie ha insultado a nadie, no sé de dónde sacas lo de los insultos. Y además, como deberás saber, querida Maite, tengo experiencia de estos actos, ellos invitan a nombres como los nuestros para dejarnos en ridículo. Ellos están en su derecho de invitar a quienes quieran y nosotros de no aceptarlo. ¿Cómo nos dejan en ridículo? Muy fácil. A esos escritores de adentro los respalda un estado, y ya verás el público que enviarán, ya escucharás en donde vives los abucheos a los escritores del exilio y los aplausos a los legitimados por el castrismo. Lo he vivido en toda España, me han dado palos en Galicia, en la espalda, al salir de una conferencia, mientras que a Padura y a otros les han dado vivas. Sé de lo que hablo, Maite.
    Como sabrás también, no le tengo miedo a los palos, pero no me expongo al ridículo programado por algunos. El único ridículo que asumo es el que hago yo, y te aseguro, tampoco me le tengo pavor.
    A Yasel, que está en contra de la pena de muerte: En estos días se conmemoran tres años de la Primavera Negra en Cuba, donde fusilaron a tres jóvenes negros. Si eso hubiera ocurrido en Estados Unidos, ya sabríamos demasiado.

    Me gusta

  18. El Color del Verano, con mayúsculas, perdón, teclee rápido.

    Me gusta

    • Josef@ de Samaniego

      Bueno Zoe, con perdón, en la lista de Rafa no hay otras novelas de Reinaldo porque las otras son demasiados radicales para el saber estar del macho cubano aunque sea un intelectual al más puro estilo San Nicolás del Peladero.
      La chota ultramaricona de Reinaldo contra la identidad nacional no es un plato fácil de digerir si eres un hombre heterosexual cubano, de eso no se escapa ni Jesús Díaz, ni los Ferrer, ni los Bustos, ni los Rafas, ni las Nuez, ni los Abreus, ni …

      Me gusta

  19. Gracias Zoé y David.

    Creo que con odio y resentimiento no podremos rehacer nada. Yo creo que Juan Abreu hizo bien en exponer “con resabios” en la exposición de Gijón. Como creo que David debía leer su poesía en el evento y no silenciarse. Debemos acostumbrarnos al respeto y la diversidad de opiniones y a la tolerancia de las ideas políticas de todos.

    Sigo pensando que era màs útil que fueran al debate a dejar la silla vacía. Pero cada uno tiene sus opiniones. No creo con los últimos acontecimientos en la prensa, las manifestaciones de Madrid y Barcelona, la cobertura en los periódicos, la opinión pública esté tan parcializada, los espacios se han ido abriendo y se escuchan las razones y los argumentos del exilio.

    Me gusta

  20. Maite, corazón mío, ni aunque vuelvan a suceder el 11S y el 11M juntos con el 11noséquémes de Londres, me invitan a mí a nada. “Something’s gotta give”, dice una canción, so I quit, me retiro a mis cuarteles de invierno, que todavía no ha llegado la primavera.

    Me gusta

  21. El tono lo utilizo en son de broma, no pretendo ofender a nadie. Pero estoy acostumbrado a reirme de mi mismo: un recurso como otro cualquiera.

    Me gusta

  22. Zoé lo de los palos y los abucheos es precisamente para eso, para que no vayan más. Está clarito.
    Excelente tu propuesta Maite. Estoy contigo aunque entiendo que haya gente resentida y no acaben de bajarese del vehículo del odio, que como dice Straw, acaba por dañar su imagen y su trabajo.

    Me gusta

  23. menendezconde.ernesto

    Querida Maite:
    He llegado tarde a este debate; pero he admirado cada una de tus respuestas. Muchas gracias por haber provocado esta discusion y por defender con tanta inteligencia tus puntos de vista, que yo comparto totalmente.

    Me gusta

  24. Bravo MAite, la tuya es una posición coherente.

    Me gusta

  25. Josef@ de Samaniego

    “No sé de dónde sacas eso de que yo calificaba a otros artistas de ‘cubanos indignos’. De haber sido ese el caso no habría participado en la muestra”.
    Juan Abreu

    Sin comentarios. Abreu tu supuesta aclaración solo te hunde en la miseria. Si algo deberías desmetir no es lo que hayas dicho o no, sino certificar que no compartes ese concepto y categoría absurda de “cubano indigno” pero bueno, atando cabo, con tanta tetosterona y homofobia -no encubierta- que los machos cubanos -intelectuales (muchos) o no- se sientan con derecho a definir la indignidad y lo que nacional o no, no rsulta nada extraño, es lo “natural”.

    Gracias por tu comentario Maite.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s