El parque

camino

Parc du Château. Dammartin en Goële                             ©2009 Maite Díaz  

Atravieso el parque, la tierra ocre se sumerge y reaparece. Del camino blanco, los jardines recortados, los àrboles crucificados, el museo y los delirios de Van Gogh, todo va diluyéndose con el sonido del batir de las alas de los cuervos, al chirriar el tren de aterrizaje. Las cartas llegan blancas, frías. Las palabras se han ido cayendo de los bolsillos. Vuelvo a dibujar un camino, trato de empedrarlo, como las calellas del pueblo de mi abuela que huelen a madera de castaño en invierno. El humo es el signo que dibuja la ausencia, sube vertical, están bajas las nubes y apenas puedo distinguirlo. Vuelvo al camino, la curva blanca, se repite en el cielo. Los àrboles van creando el ritmo en el paisaje, sus puntas finas, como agujas, difuminan la línea del corte de la máquina en primavera. Tantas piedras encontradas y, las palabras se han perdido. 

©2009 Maite Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s