Peter Knapp y la dirección artística

pknappangelomallardPeter Knapp, Angelo Cirimele y Michel Mallard en la Galerie Anatome     ©2009 Maite Díaz

KNAPP/MALLARD /CIRIMELE

¿La publicación de autor existe? La creación gràfica y la transmisión de la información. La fotografía de Moda y las revistas femeninas. La proliferación de publicaciones, la calidad visual y de contenido. Conferencia en la Galerie Anatome sobre la edición de prensa femenina en París

Cae la tarde de invierno, París lluvioso y húmedo, la lluvia es fina, invisible, los charcos y las luces de noche en la Bastille. Para llegar a la galería Anatome, subo por el boulevard hasta la rue Sedaine, a ambos lados de la calle se suceden los almacenes de prêt-à-porter, son tiendas de mayoristas, la venta al detalle està prohibida. La ropa es horrible, no sé cómo funciona éste comercio, todos los dueños son chinos. La iluminación con tubos de neón, y los dorados budas, barrigones, situados en cada tienda de frente a las puertas son los únicos que sonríen.Voy andando y mirando éstas vidrieras terroríficas, hay horror frívolo también en las calles de París. A las siete de la tarde comenzarà una conferencia que reunirà a dos directores artísticos que han trabajado para revistas de moda en París, para las revistas màs elegantes e innovadoras. Durante el encuentro estableceràn un diàlogo sobre sus experiencias creativas.

 Los invitados  a la conferencia son, Peter Knapp, director artístico que comenzó a los veinticuatro años en las Galerías Lafayette, luego trabajó de 1960 a 1966 para la revista ELLE y otras publicaciones parisinas y casas de edición. La exposición sobre su trabajo renovador en la prensa de moda puede visitarse hasta el 14 de febrero en los espacios de la galería.

El segundo director artístico es Michel Mallard, ha trabajado con diferentes publicaciones de moda rehaciendo las maquetas de VOGUE homme international, JALOUSE, L’OFFICIEL, BIBA y creó Colors pour Benetton. Como animador de la conversación estarà Angelo Cirimele, filósofo de formación, es el editor y redactor jefe de MAGAZINE revista en la que cada número es concebido y maquetado por un director artístico diferente. Colaborador de diferentes revistas independientes, 101, Prétextes, Don Quichotte, Vendredi, es ademàs crítico de cine para France Culture y Nova Magazine.

 La galería Anatome a las seis de la tarde està vacía, aprovecho para volver a ver la exposición sobre Peter Knapp, hojear nuevamente los números preciosos de ELLE, realizados en blanco y negro y en la planta superior ver en detalle la joya editorial de su libro sobre Giacometti, para el que realizara también las fotos. De fondo la música de presentación del programa DIM, DAM, DOM que resume toda una época, Gainsbourg que canta Elisa, Elisa, Elisa saute moi au cou, Elisa, Elisa, Elisa cherche moi des poux… Angelo Cirimele ha llegado temprano y recorre las obras antes del conversatorio. Bajo pocos minutos antes y la sala està repleta, profesionales y jóvenes estudiantes de diseño gràfico fundamentalmente. Logro quedarme de pie bastante cerca de los invitados, la puerta està abierta y hay personas que escuchan desde el patio interior, entre el pequeño bosque de bambues. Peter Knapp es un monumento del grafismo europeo, Mallard es un joven que comenzó editando entre tres amigos una revista que realizaban en una cave (sótano) en París.

pknappgeneral

Peter Knapp es suizo, tiene 78 años, es un hombre delgado, habla pausadamente con el característico acento suizo, sus respuestas son reflexivas, buscando la palabra exacta para expresar sus ideas. Mallard nació a fines de los 60, es mexicano de origen, expansivo, habla ràpido y haciendo chistes y anécdotas todo el rato. La conferencia comienza, estàn de pie los tres y al fondo en una pantalla proyectan realizaciones gràficas de Mallard.

La primera pregunta que hace Angelo Cirimele a Knapp es sobre el grafismo suizo, sus características, qué lo diferencia del resto del grafismo europeo. Knapp como aclaración primera responde que el grafismo suizo no lo inventaron los suizos. A Suiza emigraron todos los artistas y profesores de la Bauhaus huyendo del nazismo y Knapp estudió en Zurich con Johannes Ittem entre otros profesores. Hay una razón pràctica, los diseñadores suizos siempre han estado confrontados a tres lenguas diferentes, francés, alemàn e italiano, con extensiones diferentes en el tamaño de los bloques de texto, esto ya conforma una estructura de tres columnas y un gusto por lo asimétrico. Mientras en el mundo visual gràfico latino los caracteres sérif eran privilegiados, para los suizos y alemanes los caracteres sans sérif tuvieron màs aceptación. Estas características pràcticas han dado forma a un estilo de organizar la información.

Angelo Cirimele les pregunta sobre asuntos generales entorno a la experiencia de trabajo, los medios, el tiempo de creación, la relación del equipo de trabajo, la relación con el redactor jefe, la función del contenido en una revista y la relación de lo visual en la concepción. La función de la tipografía y la fotografía. Las opiniones sobre la gràfica que se realiza actualmente en la edición de la prensa femenina. En las paredes estàn montadas varias pàginas dobles, Peter Knapp recuenta su trabajo, él va a trabajar a ELLE porque Hélène Lazareff a su regreso de New York, donde había pasado la guerra, decide crear una revista femenina, con un concepto visual de vanguardia que trae aprendido de su época de trabajo con Brodovitch en Harper’s Bazar. La complicidad entre la redactora jefe y el director artístico privilegian una publicación en la que el contenido, su calidad, marcarà la pauta y lo visual funcionarà como un cincuenta porciento del valor general de la revista. Knapp define que una revista es un objeto que debe seducir, debe estar concebida como un buen espectàculo, sorprender, donner l’envie de feuilleter, de detenerse en sus pàginas para leer y para disfrutar, ademàs debe ser imprevisible, cambiar, jugar con los ritmos, con el movimiento.

dimdamdom1

En los años 60 existían aproximadamente 9 revistas en París, hoy se editan 159, la competencia y la proliferación han creado una sensación de ahogo, de repetición. Peter Knapp rotundo define, en aquella época había ideales y teníamos dinero, había con qué sufragar un equipo creativo de 20 personas, no existían los ordenadores todo se hacía a mano. Knapp cuenta que él no entregaba una maqueta rigurosa a sus maquetistas, había un espíritu y él dejaba la libertad creativa a sus diseñadores maquetadores para crear en cada doble un evento gràfico, eso sí, era riguroso y exigente seleccionando a su equipo. La tipografía se dibujaba a mano o se ampliaba por métodos fotográficos. Se disponía de tiempo, ahora ese sentido reflexivo, inteligente, se ha perdido, funcionamos en la velocidad y, para realizar creaciones como éstas, nos dice, señalando al muro, hace falta tiempo. Sus juicios sobre la fotografía definen también dos épocas, en su opinión el hecho de que las modelos hayan devenido estrellas ha sido algo negativo para las revistas de moda. Antes la modelo y el fotógrafo mantenían una complicidad que se ve en las fotos, el fotógrafo pasaba tiempo para realizar una serie de imàgenes y seleccionar después, en opinión de Peter Knapp, hoy, las fotos de moda son hechas por los estilistas de moda, no por la sensibilidad de un fotógrafo.

Escucho cierta melancolía en sus ideas, una añoranza por los tiempos de reflexión sobre el papel, del trabajo con las herramientas que conectan las ideas y la sensualidad de un trazo. Una profesora le pide que describa la importancia de ésa etapa antes del ordenador, antes de pasar a la realización, la necesidad  del trabajo de complicidad con el papel, con el objeto que ofrece otra aproximación, otra relación. Knapp se vuelve al muro y muestra les chemin de fer y explica que hoy es imposible no visualizar sobre papel la suite de las pàginas dobles que conforman una revista, es necesario el trabajo en la mesa para tener una visión del conjunto.

Luego a petición de Angelo, Peter Knapp narra la anécdota de la lectrice suivie de la revista ELLE. La revista tenía personas encargadas de analizar el comportamiento de las lectoras, (esto parece una pieza de Sophie Calle). Un hombre, el perseguidor encuestador, acecha en un quiosko de la Gare du Nord, a la espera de una lectora de ELLE, llega la primera, compra la revista y se dirige hacia los andenes de los trenes que van hacia el norte. Monta en un tren que va en dirección a Bruselas. Suben al vagón, el perseguidor encuestador se sienta en diagonal a la lectora y la observa, cronometra el tiempo  que emplea en hojear la revista, una hora aproximadamente y una media hora de lectura. Llegan a destino, bajan en Bruselas. El encuestador, le pregunta a la señora si le regalaría la revista o si se la vendería pues ya ha terminado la lectura. La lectora le responde que no ha terminado de mirar la revista y que de ninguna manera se la vendería. Knapp concluye que una revista debe seducir y dejar la sensación del deseo, la posibilidad de continuar el disfrute. Ademàs añade otra anécdota concerniente a la redactora jefe de ELLE que tenía para la revista una lectora profesional que leía todo, si el tiempo de lectura era menor de una hora, Hélène Lazareff introducía màs contenido en el número de la revista.

 Mallard muy simpàtico contó sus experiencias en Francia, comenzó con la anécdota típica del artista que llega con sus books y llama a todas las puertas y nadie le hace caso. Michel Mallard comenzó en un sótano creando un proyecto de revista, luego la buena estrella le fue proporcionando encuentros y comenzó sobre todo a rehacer revistas conocidas. Explicó el mundo profesional polivalente de los diseñadores franceses en oposición a la especialización rigurosa de los Estados Unidos. Durante un viaje a  New York visitó varios estudios donde se realizan diferentes revistas. Todo està bien definido, existen los maquetistas creativos que trabajan la creación con texto falso y luego los maquetistas que emplanan definitivamente, una especialista que va verificando todos los pantones es la encargada del color, un director tipogràfico encargado de la unidad tipogràfica del conjunto, en fin, resume Mallard, yo les dije que nosotros somos màs fuertes porque lo hacemos todo y muchas veces en condiciones bastante difíciles.

Cuando las condiciones creativas cambiaron en la revista ELLE, Peter Knapp abandonó y trabajó entonces para la edición de libros, continuó su trabajo personal creativo como fotógrafo y se ha dedicado también a la enseñanza, su balance de las publicaciones de revistas de moda no es muy positivo en la actualidad, elogió el trabajo de Angelo Cirimele para la revista MAGAZINE como el proyecto editorial màs interesante en éste género actualmente en París.

© 2008 Maite Díaz 

Anuncios

4 Respuestas a “Peter Knapp y la dirección artística

  1. tengo algunos números de magazine de cirimele. los obtenía gratuitamente en el centro suizo, en el marais. es verdaderamente inspiradora y didáctica. seguir de cerca a cirimele

    Me gusta

  2. Gracias, madrepora, pues iré por el centro suizo, me gustó mucho escuchar a Cirimele, y encontré luego una entrevista muy buena en la que habla sobre edición, sobre las revistas.

    Me gusta

  3. Pingback: Verano ma non troppo « Fragmentos – Diarios

  4. Pingback: En París sobre edición digital | Fragmentos – Diarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s