Viajando con el Bosco y con Google earth (I)

bosch
El Jardín de las delicias es un tríptico pintado al óleo sobre tabla, sus dimensiones son  de 206 x 386 cm, se calcula fue realizado a finales del siglo XV por el pintor flamenco Hieronymus Bosch (1450-1516) pasó a formar parte de las colecciones del rey de España Felipe II, se conserva en el Museo del Prado en  Madrid

La palabra alma en relación con las obras de arte, tiene connotaciones religiosas heredadas de la época en que el arte, pero sobre todo la experiencia de la contemplación se efectuaba en las iglesias. La invención de la propaganda està relacionada a la religión, fue la Iglesia la institución que subvencionó el trabajo de los artistas durante siglos utilizando los muros, vidrieras y esculturas para narrar las historias biblícas y acercarlas a la gente que no sabía leer, cumpliendo una doble función, estética e ideológica.

En España, durante el período barroco, la hiperrealidad legó toda la imaginería escultórica religiosa, se realizaron piezas a tamaño natural policromadas, patinadas, con cabellos naturales y con ojos y làgrimas de cristal, éstas imàgenes en las procesiones, con la iluminación de los cirios difuminaban la frontera entre lo real y lo irreal.

De éstas experiencias podríamos especular que,  la hiperrealidad y el fanatismo religioso tendrían alguna relación en cuanto a la representación de la encarnación y de la resurrección. Beaudrillard hablaba en su libro «De la seducción» sobre la hiperrealidad del sexo refiriéndose a la pornografía y a la exaltación del detalle como un efecto inverso a la sensualidad; o la hiperrealidad del sonido de alta fidelidad para escuchar la música barroca originalmente escrita para la acústica de las iglesias góticas. La ciencia y la tecnología no terminan de sorprendernos con las posibilidades de visualización y de reproducción de la realidad.

El Museo del Prado en Google earth

Leo en el blog El Mundo por dentro, que Google ha fotografiado y digitalizado catorce obras maestras de las colecciones del Museo del Prado, éstas, podràn consultarse libremente con Google earth.El detalle de éstas fotos, es increíble, para los restauradores es una base de datos de gran nitidez a sólo un clic y que ademàs protege las obras. Las condiciones de iluminación para realizar éstas fotos son imposibles en las salas de los museos por las medidas especiales necesarias para la protección de las obras, siempre las vemos en penumbras y con los colores apagados. Las grandes obras podràn analizarse desde la pantalla de un ordenador. Pienso en las conferencias de Historia del Arte cuando daba clases en el centro superior pedagógico en el año 1987 y 1988 en La Habana, para ilustrarlas, solicitaba las diapositivas del departamento de arte de la Biblioteca Nacional, no siempre de buena calidad. Con éste maravilloso archivo, los departamentos de arte de las universidades del mundo accederàn a obras maestras que podràn ser comentadas y estudiadas en detalle con reproduciones excelentes para el estudio de las técnicas pictóricas de los artistas.

Esta posibilidad digital de «contemplación» no necesariamente terminarà con el ritual de la visita al Museo, los museos occidentales que han desplazado a las grandes catedrales. La visita es también la posibilidad de una visión de conjunto de la obra de un pintor, una cita individual pero también social, como leer el periódico en un café viendo la gente pasar, conversando, cuestionando lo que vemos, intercambiando impresiones. La tecnología digital vendría a proponernos la desmaterialización, “la desaparición” del cuadro a cambio de su visión fragmentada, hiperreal o como la polémica que se establece en torno a la prensa  a la desaparición de los periódicos, a la desaparición del objeto que implica el ritual. Estaríamos ante nuevas formas de relacionarnos, de acceder al conocimiento. De momento es fascinante el viaje con Google earth a ras de las pinceladas de Velàzquez, pero quedarse a solas en una sala, con sólo uno de sus formidables retratos, entrar en “su espacio”, seguirà siendo una experiencia única y seductora.

Esta nueva forma de viajar por la superficie del cuadro podrà depararnos grandes sorpresas y aventuras, pongamos un paseo en la luminosa pantalla por el Jardín de las Delicias con Google earth, un viaje en detalle, del paraíso al infierno imaginado a finales del siglo XV y contemplado desde la óptica de los millones de píxeles, de las poderosas luces de las làmparas de tungsteno, adentràndonos medio milenio después, en el micromundo de la fauna y el bestiario del Bosco. 

© 2008 Maite Díaz

Anuncios

7 Respuestas a “Viajando con el Bosco y con Google earth (I)

  1. Hola, quería felicitarte por tu pagina, es excelente, si queres, pasa por mi pagina y dejame un comentario, tengo mucho trafico en mi sitio, si te interesa podemos hacer un intercambio de links, banners, cualquier cosa avisame, te dejo mi email tvinternet08@gmail.com, te mando un abrazo.
    El equipo de Marketing Mega Virtual

    Me gusta

  2. Siento tener que escribir aqui, para pedirte tu email y poderte informar en lo sucesivo de cuantos cambios se produzcan en Blogosfera Almeriense
    http://blogosferaalmeriense3.blogspot.com/

    Cuando nos envies tu email, por favor haz constar tu blgog.

    Un abrazo

    Me gusta

  3. Rte/ Livan Conde Montebelén.

    Hola, felicidades por tu pagina amigo.

    http://www.GenioDelSigloXXI.com

    Me gusta

  4. Excelente!

    Me gusta

  5. un precioso blog. vendre mas a menudo.

    Me gusta

  6. Pingback: Verano ma non troppo « Fragmentos – Diarios

  7. Pingback: Museo del Prado |galería online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s