Memorias de La Habana (I)

© 1985 Maite Díaz

 AU DESSOUS DES PAVÉS…

A la memoria de “el viejo” Fors 

La Fotografía en La Habana en la época de la guerra fría.

A principios de la década de los 80, estudiaba bellas artes en el Instituto Superior de Arte, el ISA. Comencé a hacer fotografía, había heredado una máquina Yashica de mis padres con un ángulo ancho, bastante buena y una Zenith rusa. José Manuel Fors y yo salíamos a tirar fotos por La Habana. Para Fors, -un artista excelente- el reportaje, no era de interés, la fotografía, al menos en aquellos tiempos, era un medio, un proceso creativo, no en el sentido más «realista» de la proposición que hacían los fotógrafos más “ortodoxos”, para los que  la calidad fotográfica de una imagen estaba asociada a la vérité «del instante decisivo» que enunciara Cartier Bresson. La fotografía, según ésta tendencia necesitaba de este «instante» como prueba de calidad irrefutable y de validez de la imagen. Algunos llegaban a exigir «el negativo completo», la composición fotográfica concebida en el momento del disparo.

Se sucedían los coloquios latinoamericanos de fotografía, Marucha y Mario García Joya, que habían fundado la Fototeca de Cuba en La Habana Vieja, invitaban a fotógrafos que venían con sus imágenes, se organizaban exposiciones excelentes -como la que tuve la suerte de ayudar a montar en Bellas Artes,- dedicada al gran fotógrafo peruano Martín Chambi. Las imágenes estaban realizadas en los años 20 con una cámara en la que los negativos eran placas de vidrio sensibilizadas que permitían a éste genio lograr unas imágenes magníficas por su calidad técnica, con la cuál podía realizar unas instantáneas increíbles reuniendo decenas de personas o capturar el detalle en grandes espacios de paisajes naturales o urbanos.

El padre de Fors era ingeniero, un inventor y mago del bricolage. A su vez, su padre, el abuelo de Fors, había trabajado con el científico y botanista cubano Tomás Roig, de origen catalán, como la familia Fors Espriú, llegados a Cuba desde Canet de Mar. Fors, con su talento de bricoleur, -talentos gracias a los que los cubanos hemos podido sobrevivir y continuar creativos,- injertó a una vieja ampliadora americana, un lente de una cámara rusa Lubitel, trabajábamos con éste artefacto, todo un símbolo de la supervivencia habanera en épocas de la guerra fría.

Pasados los años 60 y 70 del ostracismo, se produjo un  deshielo controlado. Después de casi veinte años «en el congelador», sin poder salir de Cuba, mi padre viajó a Praga a una exposición y mi encargo fue un tanque de revelado y unas cubetas para poder realizar los baños a las imágenes de 30 cm x 40 cm en blanco y negro. Con éstas cubetas  y utilizando los secretos químicos del viejo Fors, realizábamos los «virajes» a sepia y a azul, en los que la imagen en medio del proceso químico desaparecía en la oscuridad roja de la chambre, para reaparecer velada, coloreada químicamente en un proceso sin intervención manual. Así, comencé a descubrir los secretos de la chambre, o como decimos en español, del cuarto oscuro. Para hacer fotografía en La Habana, había que recorrer y entrar en el mundo paralelo, bucear en la “economía sumergida” de la isla flotante; compraba en el mercado negro papel fotográfico, productos químicos socialistas o de la Agfa que vendían los fotógrafos profesionales que trabajaban en dependencias estatales, y siguiendo las máximas del “détournement des fonds” -la única solución posible era la ilegalidad-, me vendían y yo compraba, papel, reveladores y fijadores fotográficos.

La primera máquina de fotos que compré fue una Lubitel en La Manzana de Gómez; la óptica como me explicaba el viejo Fors era excelente. Los rusos fabricaban los lentes con las materias primas alemanas y las fórmulas de patentes -como la Leica- que habían obtenido tras la guerra, lo cierto es que aunque la óptica era excelente. La máquina de 120 mm mecánicamente era poco confortable, el obturador era rígido, una pequeña rueda dentada, por lo que siempre enroscaba el cable y disparaba con él. Mis paseos con mi Lubitel me hacían pensar en las Rolley-flex, y fotografiaba tarareando el bosanova de Jobim «fotografe vosé en una Rolleyflex», la suavidad y dulzura brasileñas, -de moda en aquellos años- recorriendo las calles de La Habana.

©2008 Maite Díaz

LA FOTOGRAFIA

La fotografía reproduce los adoquines de la Plaza de Armas que fueron levantados delante del Palacio del Segundo Cabo durante una de las restauraciones realizadas en aquella época; no, no fue durante el “Mayo habanero” y no estaba la playa debajo de los adoquines. Forma parte de un conjunto de imágenes que fueron expuestas en la sala de la Galería L, y recibieron mención durante el concurso “13 de marzo” de 1985 organizado por la Universidad de La Habana.

3 Respuestas a “Memorias de La Habana (I)

  1. Muy interesante tu blog.Felicidades

    salu2

    Me gusta

  2. Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

    Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nosotros con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
    Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo

    Me gusta

  3. Gracias a usted Antona por la pàgina sobre Martin Chambi que he puesto como enlace. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s