Opinión. Diàlogo de Cuba y España. Libertad, Transición y Democracia.


Embajada española en La Habana, Cuba, agosto 2005.

Libertad, Transición y Democracia.

En el periódico El País, aparece  hoy un artículo de M. Vicent y E. Granda; -« El Gobierno pretende dar oxígeno a Cuba y el PP se reúne con los opositores »-, éste titular resume el guión del día de la política española hacia Cuba, una política a dos voces, con dos discursos, a dos velocidades, sin el acuerdo de las fuerzas políticas españolas que deberían, como una sola voz, proyectar una política exterior hacia Cuba al servicio de los ciudadanos cubanos, para potenciar la posibilidad de una transición en el plano económico y político.

Se habla de un « plan de reconstrucción », una oferta de cooperación tras el paso de los huracanes. Me pregunto: cómo es posible negociar con una dictadura una agenda económica sin pràcticamente mencionar los problemas de violación de los derechos humanos, sin exigir tras un cambio de dirección de gobierno una amnistía a los prisioneros políticos que han cumplido cinco años de condena por delitos de opinión, en los que se ha juzgado, condenado y encarcelado a la libertad de expresión.

La transición es inconcebible sin libertad. La transición es imposible sin aceptar la pluralidad política. Esos dineros, esos créditos al desarrollo deben estructurarse y entregarse a los ciudadanos cubanos, en un verdadero plan de cooperación y estructuración de un tejido económico de pequeñas y medianas empresas, que permita la autonomía de la población cubana. Cursos de formación empresarial, conferencias sobre los sistemas de impuestos como recaudación cívica para el desarrollo de la sociedad.

Un plan de información y formación económica y de ayuda financiera a la sociedad civil cubana, que le permita comenzar a ganar confianza en sí  misma, a establecer un tejido económico productivo libre de los vicios de la economía inmovilista comunista y de su corrupción.

 La llegada del Canciller Felipe Pérez Roque a Madrid es anunciada con una agenda con temas fundamentalmente “económicos”  en la que se habla de reabrir la cobertura de crédito a la exportación en Cuba, negociar la deuda de 1100 millones para llegar a un acuerdo que permita reabrir el crédito, una solución para continuar a subvencionar un poder ineficaz, corrupto, y que no permite el desarrollo y la libre empresa en Cuba. Los desastres del paso de los huracanes han puesto en evidencia la miseria, la pobreza, la represión y el control político y económico de la dictadura cubana, la asfixia a la que son condenados los ciudadanos cubanos mientras el poder negocia una salida financiera a la crisis sin realizar ningún gesto objetivo, real en favor de la libertad.

España se està jugando su coherencia, credibilidad y confianza política en su plan de diàlogo con el poder ilegítimo instaurado en Cuba, -traspaso monárquico- espero que los atavismos hispánicos, las secuelas y connivencia con los totalitarismos históricos sean sólo viejos fantasmas y, que desde una posición firme y coherente el diàlogo de España con Cuba no sea negociar ventajas para sus empresarios, sino la exigencia en el siglo XXI, en los salones diplomàticos de Occidente de una apertura hacia una verdadera transición al desarrollo, al progreso y a la libertad, sin condiciones, para todos los cubanos, los periodistas independientes y prisioneros políticos.

Maite Díaz

© 2005. Fotografía Maite Díaz

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s