Jacques Brel

30 Años sin Jacques Brel

Para Arcadi Espada

JACQUES BREL nació en la parte flamenca de Bélgica, su familia, dueños de una fàbrica, le habían destinado a un tranquilo futuro de empresario burgués. Su sensibilidad, su sentido de la libertad, su inconformidad, lo llevaron rumbo a Paris y a subirse en los escenarios. Desde unos textos directos, críticos, humorísticos, sensuales, en ocasiones desgarradores, cuestiona el sentido de la vida, las normas morales burguesas, el amor, canta a los amigos, a la pareja, a los viejos y a los marineros y a las putas de Amsterdam. Su sensibilidad siempre en los límites, en su entrega en escena, en la vibración de su cuerpo, de su voz, nos parece que va a quebrarse, así de urgente es su palabra y su gesto.
En la cima del éxito decide retirarse. Se compra un barco y sigue los pasos de Gauguin, y se retira a las islas, Les Marquises. En esos años, el Brel marinero de la tradición flamande se compra un avión para disfrutar del paisaje de las islas, arenales… ah! les dunes ! Se dedica a ayudar a los nativos a trasladarse y se convierte en un piloto al servicio de las gentes de la isla. Muere de un cáncer el 9 de octubre de 1978.
En Paris, Sotheby’s France, ha organizado una subasta de manuscritos, discos, fotografías estimados entre 340 000 y 470 000 euros. Según el artículo en lemonde.fr, las piezas màs emocionantes –ya lo creo- son las libretas de escuela de cuadrícula pequeña en las que escribía sus canciones, dicen escribía todo el tiempo. Su hija resume que « aparte tres canciones, Isabelle, Jojo et Les Marquises, todas sus canciones hablan de Bélgica », su país, del que confesaba : «J’aime la Bélgique» y que es el título que su hija France, -«guardiana intransigente de la memoria» de su padre,- ha escogido para la exposición. Los periodistas franceses piensan que es un título emblemàtico en éstos tiempos en que los conflictos identitarios enfrentan a Flamands y Wallons, algo que Brel no soportaba y apuntaba : « J’y tiens à mon pays, mais il provoque en moi une grand colère » y concluía que era «difficile d’être Belge». En éstos tiempos de derivas identitarias en Europa, sus palabras sobre el nacionalismo nos dan la medida de la lucidez de éste gran poeta que fue Brel : “Les gens se sont accrochés à quelque chose qui n’existait pas; ou plutôt, une chose qui n’existait pas s’est accrochée aux gens.” (Las gentes se han aferrado a algo que no existía, o màs bien, algo que no existía se ha aferrado a las gentes)
En una entrevista que se puede ver en you tube, Brel nos dice : «La gente prudente, precavida, tienen màs futuro que presente, estàn sentados y se creen de pie». Escucharle serà siempre sentir los vientos, la suavidad de un paisaje flamenco, las brumas vaporosas moviéndose entre los veleros y, su voz, despertándonos.

© 2008, Maite Díaz

Anuncios

Una respuesta a “Jacques Brel

  1. Un hermoso post para el gran Brel. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s