Solidaridad con Venezuela

Artistas, líderes estudiantiles y las diputadas María Corina Machado y Rosaura Sanz caminarán vestidas de blanco y en silencio (como las Damas de Blanco en Cuba) hasta los destacamentos de la Guardia Nacional Bolivariana, en Caracas hoy 26 de febrero

venezuela, manifestación de mujeres por la vida

Artículo y toda la información en el blog de Manuel Díaz Martínez

Kiev y Caracas o el estalinismo del siglo XXI

Ucrania ha quedado dividida en dos regiones : la zona este de influencia rusa y la del oeste de influencia occidental. Yanukovitch, el sátrapa oligarca, después de desaparecer algunas horas, realizó declaraciones desde el este. Vladimir Poutine está ocupado con los juegos de invierno en Sotchi, habrá que esperar a la semana próxima para saber en qué consistirá la protección y ayuda de Moscú. Las regiones del este incluyen a Crimea donde los rusos tienen intereses militares y estratégicos como en Siria.

El presidente depuesto ha declarado que no reconoce legitimidad al parlamento, tampoco a los miles de ucranianos que llevan meses resistiendo y pidiendo su renuncia.

El estalinismo de Rusia -que regresa con fuerza según los testimonios de los represaliados del periodo soviético- ha dejado marcas inolvidables en la historia ucraniana. El terror y sus secuelas, desde que en los años treinta Stalin instaurara su poder absoluto, y, con éste, las consecuencias trágicas de los millones de muertos durante las hambrunas de 1921 y, más tarde, la de 1933, agravada por la colectivización forzada de la agricultura, las campañas de represión y la deportación masiva a los gulags.

Según las cifras de la oposición, han muerto en éstos días más de cien personas en los enfrentamientos. Los hospitales han declarado setenta y cinco víctimas. Ningún sátrapa se marcha por las buenas, los parlamentos funcionan cuando los hombres mueren en las calles.

El parlamento ucraniano ha destituído a Yanukovitch y la ayuda millonaria de Rusia ha quedado suspendida por el momento. Yulia Timoshenko ha sido liberada y se reunió en la plaza con la oposición, ha pedido mantener el pulso para que se produzca el  cambio.

Las imágenes en éstos días han sido sobrecogedoras, los corresponsales en la plaza, los aguerridos periodistas en primera línea con los insurgentes, con los heridos y con los muertos por los disparos de los militares y la policía. Los hombres cayendo sobre el barro y los adoquines, otros intentando protegerse con los escudos detrás de los pocos troncos de los árboles en las calles.

La residencia de Yanukovitch fue incautada y abierta a todos, vimos los testimonios de asombro de los visitantes y la petición a la opinión pública internacional para que asuma responsabilidades por los muertos y por el despilfarro y la corrupción que le han permitido construirse esa casa horrorosa, un palacete kitsch con una decoración de falsas ruinas romanas en los jardines, piedra en la planta baja y encima una especie de chalet de los Alpes todo de madera. Una propiedad inmensa con grandes jardines y animales exóticos, y, en el interior, el corresponsal narraba los detalles de los grifos de oro, como en la decoración de la mansión de Sadam Hussein. La gente ha entrado hoy para constatar el lujo oriental del presidente, asombrados por las dimensiones y la extensión de los campos y jardines. Una jornada entera no alcanzaría para recorrerla, ha declarado un visitante. El interior de la casa lo mantenían custodiado y cerrado.

El terror como crimen de Estado ha tomado también las calles de Caracas.

En las dos ciudades, Kiev y Caracas se repite el mismo esquema estalinista:  oligarcas corruptos y el delirio del poder absoluto que no acepta las reglas de la democracia.

En ambos gobiernos los partidos de la oposición deben enfrentarse a una estructura política que trata de borrarlos con campañas de desprestigio controlando los medios de comunicación locales y expulsando a los periodistas extranjeros. En Caracas la barbarie llega a los cortes de la electricidad y la interrupción de internet.

La cultura política de la izquierda en el siglo XX, ha repetido el mismo diseño desde la revolución rusa: la estrategia del terror de masas. En la región  de Ucrania donde ha encontrado abrigo Yanukovitch, las estatuas de Lenin siguen en pie. La revolución rusa y el estalinismo como el experimento del terror y el control social, el espionaje, el chantaje, la intimidación y la destrucción de las familias no han sido condenados. Todavía en Rusia represaliados del periodo estalinista, hoy, no tienen acceso a los documentos sobre la detención y el proceso político que sufrieron hace más de cincuenta años.

Frente a los problemas económicos generados por la corrupción, la burocracia y la administración desastrosa, o las nacionalizaciones como solución para una nueva manera de colectivización, se busca siempre un chivo expiatorio que permita desde el cinismo y la demagogia designar a un responsable que casi siempre es un enemigo exterior (Estados Unidos de América), o la oposición interna dirigida desde el extranjero para acabar con los intereses de «la nación». El viejo mecanismo estalinista para no asumir responsabilidades políticas y mantenerse eternamente en el poder.

© 2014 Maite Díaz González

Feliz Año Nuevo – Bonne Année – Happy New Year 2014

happy_new_year_2014_00_web_maite_diaz_gonzalez
happy_new_year_2014_01_maite_diaz_gonzalez
graphic design © 2013 maite díaz gonzález

El Cuento de la Navidad

julia_gonzalez_fornes_elisa_gonzalez_diaz
Julia y Elisa en la primavera del 2007, fotografía de Maite

Para Julia.

Sopla el viento fuerte. El ruido fuera es un torbellino interminable. Las persianas se agitan. Se arremolinan las hojas y las ramas comienzan a caer. Sopla el viento ciego. Anunciaron en el telediario rachas de hasta 140km por hora. Bretaña y Normandía asediadas por la tormenta del Atlántico, el mar era todo espuma. Pensábamos viajar a la costa ésta Navidad pero la tormenta que llega desde el Atlántico cubre media Francia.  Ruge el viento amenazante. Los gendarmes pasean por la costa para prevenir a los irresponsables que podrían caer al mar, o ser arrebatados por las olas.  Los equipos de salvamento arriesgan sus vidas para intentar los rescates en el mar embravecido. Anunciaron en el telediario que buscaban a un marino ruso que había caído al agua;  con la noticia  he vuelto a recordar las novelas de naufragios de la infancia y la adolescencia, cuando el mundo era secreto y misterioso también para nosotros. Robinson nos cuidaba durante las convalecencias o nos perdíamos en aquellos conflictos de un capitán de quince años que debía bregar con las brújulas traficadas. El marino entre las olas inmensas, esperamos logren encontrarlo.

Sigue leyendo

Feliz Navidad 2013

Feliz Navidad 2013

Francia, Seine-Saint-Denis: 29 Salón del libro dedicado a la infancia y a la literatura para jóvenes

29_salon_seine_saint_denis_du_livre_jeunesse
Al centro de la imagen, a la izquierda, PEF, Pierre Elie Ferrier, autor e ilustrador creador de la saga de la famille du Motordu. A la derecha la ilustradora Madeleine Brunelet con pinceles y acuarelas, manos a la obra. Debajo un grupo de “héroes y heroínas” de aventuras, con sus disfraces, dedicaba libros a los lectores el sábado 1 de diciembre.

 

París gris de otoño, aparece con sus perfiles, no entramos a la ciudad por Bagnolet. El periférico detenido se dibuja por una hilera doble de focos rojos ; es sábado y son las dos de la tarde. Nos desviamos a Montreuil, un suburbio que fue barrio obrero y pobre pero que ha ido convirtiéndose, en los últimos años, con la subida de los precios de la inmobiliaria en París y la crisis financiera, en barrio de artistas y de una pequeña burguesía que puede pagarse los precios cada vez más altos. La piedra es un valor seguro en ciudades como París y sus alrededores próximos. El barrio es como la vida de la mayoría de la gente, todo contrastes. Hoteles de lujo y edificios de protección social. Turistas japoneses e inmigrantes. La casa obrera, de clase media baja de hace unas décadas, se ha hecho un lifting racionalista y luminoso con vidrieras y techos transparentes y convive junto a los talleres sucios, las acumulaciones de materiales y basuras en la calle, las naves industriales sin ningún encanto arquitectónico, las casas pobres en sus materiales y sus proporciones. El pastiche, el invento. Las periferias de las grandes ciudades se parecen todas. Por la calle pasean los africanos con sus pantalones de colores y sus camisolas largas, a media pierna, llevan  gorro musulmán y teléfono celular incrustado en la oreja. Pasan dos,  y luego, dos jóvenes con faldas cortas, medias de lana, botas a la rodilla y abrigos largos. Hace frío. Encontramos un espacio de parking milagrosamente, en el sitio web del Salón recomendaban llegar en los transportes públicos.

Sigue leyendo

Félix de Azúa sobre el Movimiento Ciudadano

Fragmento del artículo “Bajo la mirada de Goya”

“Una reforma de la Administración que elimine los hasta seis niveles burocráticos que ahora soporta el contribuyente. Una nueva ley electoral que no conceda privilegios a algunas regiones sobre otras o al mundo rural sobre el urbano: cada hombre un voto. Una ley de financiación de los partidos que acabe con las abyectas corrupciones actuales. La más estricta separación de poderes y la destrucción de los pasajes secretos entre el poder político y el judicial. Finalmente, una reforma pactada de la Educación que acabe con la miseria de los estudios en España y no dependa de los compromisos sindicales de cada partido y cada legislatura.”

El artículo completo en el blog de Félix de Azúa.

El Manifiesto del Movimiento Ciudadano se puede leer y firmar para apoyarlo, aquí.